Publicado en: Sab, Ene 6th, 2018

ALIANZA ENTRE EL TERROR Y EL TEMOR

Antes eran las alianzas entre las cúpulas militares corruptas y los Dueños de la Guayaba las que daban los golpes de Estado; hoy, para esto, se ha hecho una nueva alianza nefasta formada por corruptos integrantes del sector “Justicia” (fiscales, jueces y magistrados), siempre con las mismas cúpulas empresariales, manipuladoras de la política y defensoras implacables de sus privilegios.
En la elección de la nueva Junta Directiva del Congreso, estas alianzas macabras tienen nombres y apellidos: por un lado, Thelma Aldana e Iván Velásquez manejando el terror; por el otro, FUNDESA, Dionisio Gutiérrez y su combo, tigres heridos y atemorizados pero vivos, pues al fin y al cabo, siguen siendo los secuestradores del Estado; en esta oportunidad, están acompañados por un grupo de oportunistas llamados Semilla, que proporciona a la macabra alianza la etiqueta “Izquierda Rosada” como les llama Mario Roberto Morales. Como felinos tras su presa, estas alianzas están al acecho para imponer una Junta Directiva del Congreso a su medida, que les sirva para preservar el cuestionable sistema que han implantado y, de paso, protegerse.
Pero… aquí vienen los peros, gracias a Dios, estos no tienen los votos que necesitarían para hacerlo, lo que ya les quedó claro en los intentos fallidos para botar a Jimmy Morales.
¿ENTONCES?, aquí viene el peligro: los que sí tienen los votos para elegir una nueva Junta Directiva no se ponen de acuerdo, ya sea por el temor a las represalias de Aldana y Compañía contra ellos, o por las ambiciones personales. Esto les están dando una nueva puerta de entrada a los Dueños de la Guayaba y a los integrantes de esta nefasta alianza, los que ya están tratando de meterse con los candidatos mas mencionados Chinchilla y Conde.
¡Ojo, señor Presidente y señores Diputados, a quien van a elegir! Esta elección es más que la de una Junta Directiva, esta elección tocará el poder real del país, tiene que ver con las estrategias que han venido acariciando estos grupos desde el 2015, las que cada día son más vitales y cruciales para ellos, pues saben de los cambios que se están dando en la zona 10; ni Trump es Obama, ni Arreaga es Robinson (personaje que, gracias a Dios, ya no existe en nuestra política).
Los EE.UU. necesitan solventar temas cruciales en el triángulo norte, como las migraciones y el lavado de activos, básicamente alentados por la falta de políticas de desarrollo (que, dicho sea de paso, no les interesan en lo más mínimo a estos grupos de poder), y la codicia que los ha llevado a convertir nuestro sistema económico en uno de los más eficientes en el lavado del mundo (y si no, vean a doña Marllory Chacón Rossel, lo que pudo hacer con la complicidad y apoyo de ellos).
Presidente OJO, Diputados OJO, les pedimos que piensen en la patria más que en sus posiciones y ambiciones, es un momento crucial, no podemos fallar.
Solo me queda pedirle a Dios que los ilumine, para que no nos vayan a dejar en la podredumbre del terror y la ambición nuevamente.

Por Jorge Serrano Elías

 

Ir a la barra de herramientas