Publicado en: Lun, Abr 2nd, 2018

Como Pollo Campero le echó la mano a Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti para su campaña política

El colaborador eficaz del Ministerio Público y la CICIG, Juan Carlos Monzón, explicó como Pollo Campero le bajó hasta 7 quetzales a cada menú para ayudar al Partido Patriota a darles de comer a los asistentes a los mítines del partido. 

(Por Redacción LNG)

En plena campaña electoral, el PP puso toda la carne al azador para lograr el poder. Las actividades proselitistas como mítines  y asambleas fueron creciendo. Eran miles de personas las que asisitían.  Monzón, era el encargado de llevar a cabo estas mega reuniones y fue capaz de llenar lugares como el foro mundo E.

A todos estos acarreados había que transportarlos: “recuerdo que fueron como 20 millones de quetzales solo en transporte que se gastaron” afirma Monzón. Pero, también, a esta gente, se le tenía que dar de comer y allí, es donde aparece Pollo Campero, parte del emporio Multiinversiones cuyos dueños son Dionisio Gutierrez  y Juan Luis Bosch. Juan Carlos Monzón cuenta: “nos colaboró con alimentación la empresa Pollo Campero.  Yo llamaba a una señora que se llamaba Lourdes, no me recuerdo el apellido,  que trabajaba con Juan luis bosh (primo de Dionisio Gutierrez) y negociábamos el precio”

Era bajarle hasta siete quetzales por menú como la empresa de Dionisio Gutierrez ayudaba a Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti: “si el menú de pollo campero que era de dos piezas y un pan costaba 24 quetzales nos lo dejaban a 17 y nos facturaban a nuestras empresas” explica el colaborador eficaz quien deja claro: “ellos nos ayudaban y nos aportaban un descuento a la campaña”

Las empresas a las que facturaba Pollo Campero eran de cartón, sociedades que fueron creadas para lavar dinero. Recientemente,  Dionisio Gutiérrez lanzó un encuentro ciudadano en el que habló de lucha contra la corrupción mientras encumbraba a Thelma Aldana e Iván Velásquez.

Ir a la barra de herramientas