Es indispensable que los diputados escuchen esta vez

Mañana el Congreso tiene en sus manos la tarea de elegir a los cinco magistrados titulares y a los cinco suplentes que serán la máxima autoridad en todo lo relacionado con las elecciones. El Tribunal Supremo Electoral, como las demás instituciones del estado, ha ido cayendo en un desgaste terrible, basta con compar el actual TSE y el primero, dirigido por don Arturo Herbruger,  una época en la que los guatemaltecos tenían la certeza de ir en una buena dirección, como un barco llevado a puerto por las manos y la pericia de un capitán y unos marineros expertos.

Guatemala se merece una oportunidad para salir del desastre institucional en el que estamos sumidos, y esta es una buena oportunidad.  Tenemos que despertar del letargo y empezar a construir un futuro digno, necesitamos magistrados capaces y honorables que puedan decidir con independencia, personas con liderazgo que ayuden a que nuestro país recupere la gobernabilidad.

El Congreso puede ser un instrumento que sirva para construir el país o puede – como un niño malcriado, descontrolado e irresponsable – seguirlo destruyendo en una serie de actos de total locura. Es por eso que nos parece muy interesante que la sociedad civil esté tomando una actitud positiva y propositiva; que esté presente en este momento crucial. Quizá en sus listas no estén los mejores ni los peores candidatos, pero las personas están teniendo el valor de proponer, de expresar, de educarse en la vida democrática.

Esperamos que esta vez el Congreso escuche. Es indispensable que los diputados dejen de lado sus preferencias políticas para dar paso a las propuestas de los sectores independientes y, de esta forma, extender las garantías para todos y no para un solo sector.

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *