Presidente contraataca, pero contra encadenados

7 de mayo. El presidente Otto Pérez enfrenta consecuencias del escándalo en el que se ve involucrada su vicepresidenta, Roxana Baldetti, quien ya es sujeta de las averiguaciones de una comisión pesquisidora, formada y aprobada en el Congreso.Nac30_4-e1430942065226

El mandatario contraatacó, pero esta vez el ataque es contra los miembros del movimiento #BastaYa, cuyos miembros permanecen encadenados a las puertas de acceso del Palacio Nacional, hasta que la vicepresidenta renuncie.

Pérez Molina amenazó con desalojar a los encadenados del lugar y enderezar una investigación de su filiación política, ya que – según el presidente – los mismos son miembros de un partido de oposición. Por: Rubén Escalante

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas