8 usos inesperados de la miel en nuestra rutina de belleza

A partir de la trasformación del néctar de las flores, las abejas producen la miel de abeja. Pero el uso de este alimento no se queda en la cocina, pues es un aliado de la salud y gracias a sus propiedades cicatrizantes, antisépticas, antibacterianas, antiinflamatorias y laxantes, este dorado alimento se usa en variedad de mascarillas, como exfoliante, para cicatrizar, entre otros usos. A continuación, 8 usos que se le dan en la rutina de belleza.

Como mascarilla
Las arrugas aparecen con los años y aunque no existen muchos métodos para combatirlas, sí hay algunos que por lo menos detienen su pronta aparición. Una de estas recetas es la mascarilla antiarrugas a base de miel de abeja. Para elaborarla, necesitas: 1 cucharada de miel pura, ½ cucharada de aceite de almendras y 1 yema de huevo. Mezcla todo y aplica con pequeños golpecitos en la piel, sobre todo debajo de los ojos, frente y papada. Si quieres leer más recetas de mascarillas con miel, ingresa aquí.

Exfoliante
Su ácido glucónico ayuda a remover las células muertas. Pero, los aminoácidos que contiene la convierten en un excelente exfoliante.

Resequedad
¿Harta de la resequedad en los labios? Aplícate miel de abeja todas las noches y notarás la diferencia en pocas horas. Tendrás labios más suaves e hidratados.

Grietas en los talones
La apariencia de los pies habla sobre nuestra personalidad. Por esa razón, aunque los zapatos de tacón sean el mayor de los delirios, no debemos olvidar el daño que les provocan a los talones. Aplica miel de abeja para remover las células muertas y quitar esas desagradables grietas.

Sedosidad
Como acondicionador natural es perfecto. Añade una cucharadita a tu champú o combínala con aceite de oliva. Dejar por 20 minutos con el cabello envuelto en una toalla antes de usar el champú de siempre.

Lavarse la cara
Por ser antiséptica, antibacterial y antimicrobiana, previene y elimina la aparición de granitos. Además, tiene un pH similar al de la piel, por lo que protege el manto ácido previniendo la resequedad. Para usarla, solo humedece el rostro con suficiente agua y coloca ½ cucharada de miel en tus manos y espárcela por toda la cara. Hazte unos masajes y luego enjuaga.

Antiimperfecciones
Ayuda a la reparación de la piel dañada. La miel también actúa en las cicatrices ocasionadas por barros y espinillas, pues tiene propiedades blanqueadoras suaves.

Sana quemaduras
Es muy normal que suframos de alguna quemadura al encender la cocina o con la plancha del cabello o ropa. Si te sucede, aplica un poco de miel y disminuirá el dolor. Te cicatrizará más pronto.

Otros beneficios

1. Tomar una cucharadita en el desayuno nos da más energía.
2. Con limón alivia las molestias en la garganta, calma la tos y baja la fiebre.
3. Ayuda a las personas que sufren de úlceras gástricas. Si eres una de ellas, toma una cucharadita de miel en ayunas y no consumas ningún alimento durante la próxima hora.
4. Aleja las infecciones.
5. Mejora la salud digestiva y el sistema inmunitario.
6. Tomar una cucharadita durante seis veces al día evita el estrés y la ansiedad.
7. Si tu hijo moja la cama, prueba a darle una cucharada de miel todos los días antes de ir a la cama y verás los resultados.
8. La presión arterial se controla con el consumo todos los días de 10 ml de miel con 5 ml de jugo de ajo.
9. Si estás al principio de un embarazo y las náuseas no te dejan tranquila, ingiere 15 ml antes del desayuno.
10. Para eliminar la resaca. Mezcla 10 ml con media taza de jugo de naranja y la mitad de una taza de yogur.

Antes de usar este alimento con múltiples usos y beneficios, toma en cuenta que no es cualquier tipo de miel de abeja. Evita aquella pasteurizada o sometida a altas temperaturas de calor, ya que esto elimina sus propiedades beneficiosas.

Fuente Siempre Mujer
Foto: iStock

 

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas