El congresista estadounidense, rechaza la afirmación de que «no hay evidencia» de intromisión rusa en el proceso de la familia Bitkov en Guatemala.

El representante, Chris Smith, representante de Nueva Jersey,  está solicitando una investigación por parte del inspector general del Departamento de Estado sobre un controvertido caso que involucra acusaciones de que una agencia de las Naciones Unidas, es decir la CICIG,  financiada por Estados Unidos, la cual fue creada para combatir la corrupción en Guatemala, coludió con Rusia para enjuiciar a una familia rusa, la cual indica que huyó después de rechazar intentos de extorsión por parte de allegados del gobierno ruso.

(POR: Susan Crabtree)

Smith dijo enojado que instaría al inspector general a investigar completamente el asunto, luego de que un alto funcionario del Departamento de Estado dijera que funcionarios de la agencia habían investigado los cargos de intromisión rusa y no habían encontrado evidencia de que hubiera ocurrido algo indebido. «Este es un tema que seguimos de cerca», dijo Kenneth Merten, vicesecretario adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental. «Nuestra embajada [en Guatemala] y el departamento han analizado estas acusaciones de colusión, y hasta el momento, no han encontrado evidencia de que eso haya ocurrido».

Smith presionó reiteradamente a Merten para obtener más detalles sobre la profundidad con la que el Departamento de Estado investigó las acusaciones de colusión:»¿Sin evidencias?», preguntó, «¿puede darnos algún detalle de lo que incluyó esa investigación? ¿Se hizo solo preguntándole al Sr. Velásquez y a algunos otros, «oiga, ¿hay colusiones?¿O realmente profundizó viendo los documentos y esto?. Esto huele a colusión, por lo que me gustaría saber exactamente qué implicó esa investigación». Merten sugirió que volverá, para darle a Smith, los detalles de la investigación interna del Departamento de Estado como una «forma más efectiva de responder a las preguntas».

Smith se refería a Iván Velásquez, quien dirige la Comisión Internacional contra la Impunidad de la ONU en Guatemala, una agencia anticorrupción conocida como CICIG por sus siglas en español. A pesar de que la comisión se estableció para luchar contra la corrupción, Smith y otros legisladores estadounidenses, incluido el senador Marco Rubio (R., Florida), acusan a la agencia de tomar un papel inadecuado en el proceso de la familia Bitkov. Marco Rubio, que preside el subcomité de Relaciones Exteriores del Senado en el hemisferio occidental, suspendió en mayo la entrega de 6 millones de dólares a la CICIG, por temor a que la CICIG haya sido manipulada por «elementos radicales y por la campaña de Rusia contra la familia Bitkov en Guatemala».

Los Bitkov huyeron de Rusia en 2008 luego de una serie de eventos que comenzaron en 2005, cuando, según dijo Igor Bitkov, él se negó a permitir que un alto funcionario de uno de los bancos estatales de Rusia comprara más de la mitad de su Empresa, North-West Timber Company. Su hija fue secuestrada en 2006 y, según los informes, fue violada repetidas veces; la familia pagó $ 200,000 para rescatarla. Igor Bitkov sostiene que en 2008 los bancos exigieron el reembolso total del préstamo que le habían dado a la empresa de Bitkov, a pesar del buen crédito de la misma. La empresa se vio obligada a declararse en quiebra, sus activos se vendieron a precios de liquidación y los Bitkov huyeron de Rusia, temiendo por sus vidas.

Después de huir de Rusia, los Bitkov asumieron nuevas identidades en Guatemala; finalmente fueron acusados y enjuiciados por fraude de pasaportes. La CICIG ayudó a procesar a la familia en Guatemala, a pesar de que en ese país no es delito que los refugiados que huyen de la persecución cambien su identidad en los documentos oficiales. Un tribunal falló en contra de la familia y sentenció a cada uno de ellos a más de 14 años de prisión. Tan solo unos días antes de que, en abril, Smith sostuviera una audiencia en el Congreso sobre la situación de la familia, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala anuló la condena de los Bitkov; sin embargo, Smith dijo el miércoles que Igor Bitkov enfrenta ahora nuevos cargos.

William Browder, quien fue expulsado de Rusia en 2005 después de que las autoridades rusas confiscaran sus compañías, ha tomado a su cargo la causa de los Bitkov, habiendo testificado ante el Congreso sobre el caso a fines de abril. Browder, es un financiero nacido en los Estados Unidos, que ha encabezado una campaña internacional contra el Kremlin, en memoria de su abogado ruso Sergei Magnitsky, quien fue asesinado en 2009 después de acusar a funcionarios rusos de fraude fiscal masivo. Su esfuerzo condujo a la promulgación de la ley Magnitsky por el Congreso. Primero se enfocaron en abusos contra los derechos humanos, y eso se ha ampliado para sancionar a otros países, como Venezuela y Nicaragua, que se han involucrado en violaciones a los derechos humanos a gran escala. Browder le dijo al Congreso en abril, que los rusos que tienen negocios exitosos son víctimas constantemente, por medio de un proceso llamado «Raiderstvo«. «Yo fui víctima del Raiderstvo y también los Bitkov», dijo. «Esta es una práctica normal en Rusia, por medio de la cual los delincuentes organizados trabajan junto con funcionarios corruptos del gobierno para quitarles las propiedades y el dinero a sus víctimas».

El artículo original en ingles empieza en: http://freebeacon.com/issues/rep-smith-calls-state-department-investigation-bitcovs-case/

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *