Briseida Chicas, la guatemalteca que murió buscando mejorar su vida

Ya estaba cerca del otro lado, pero se perdió con tres niños, al parecer, sus dos hijos que aparecen en una foto

(LNG)

En las cercanías del Río Bravo y de los Matorrales de Anzalduas, en la ciudad de Mission, Texas, estaban los cadáveres de Briseida Chicas y tres menores más.

Briseida y los pequeños fueron abandonados por el coyote y se extraviaron en la frontera. El sol era fuerte y agobiante. El agua se les terminó y mucho menos tenían comida. Siguieron caminando pero desfallecieron en el camino.

Unos agentes fronterizos descubrieron los cuerpos y muy cerca habían dos mujeres que deambulaban. Las autoridades las salvaron y las internaron en un hospital.

A briseida Chicas la mató el calor intenso, la sed y el hambre que pasaba en Guatemala.

Briseida Chicas era de la Blanca, San Marcos. No se confirma si los dos niños con los que aparece en la foto son los que también fallecieron

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas