Se aprovecharon del sismo de San Marcos para llevar plata a sus bolsillos

El Ministerio Público realizó capturas tras tres años de investigación a una estructura que usó contratos del Estado para llenarse las bolsas

(LNG)

Jorge Villavicencio Álvarez fue nombrado Ministro de Salud durante el período 2012 al 2014. junto con su hijz, Cándida Saraí Villavicencio Delgado y el ex candidato del FRG Luis Fernando Pérez pusieron en marcha una organización criminal integrada por más de 50 personas entre funcionarios públicos y particulares para hacer negocios con fines de enriquecimiento personal.

Al explorar, la estructura se dio cuenta que «el negocio» estaba en:

 El cobro de comisiones ilícitas por la construcción y remozamiento de hospitales y centros de salud.

Se aprovecharon del sismo en San Marcos:

A la estructura le fue requerida la “participación” en los negocios, particularmente de diputados, como Estuardo Galdámez (hospital Quiché), Boris España (hospital Chiquimula) Roberto Kestler y Rolando Pérez (hospital de Antigua Guatemala); así como de otros funcionarios Heber Cabrera, entonces gobernador de Quiché (hospital Quiché), y Juan de Dios Rodríguez (varios hospitales).

En esta modalidad delictiva se encontraron dos eventos particulares: a) Obras de reposición y reparación derivadas del Estado de Calamidad (Decreto 33- 12). En el mes de noviembre del 2012 ocurrió en Guatemala un sismo que ocasionó daños con un impacto mayor en el departamento de San Marcos.

Se han contabilizado más de 50 eventos irregulares de reposición y reparación a hospitales y centros de salud, los cuales representaron más de 131 Millones de quetzales. Entre los hospitales de los que sacaron dinero son:

La construcción de Hospital de Ixcán, El Quiché; La construcción del Hospital Rabinal, Verapaz; Otras construcciones (ampliación Hospital Antigua Guatemala); La construcción del Hospital de Villa Nueva. Se incluye el Hospital de Villa Nueva. La obra estaba detenida debido a que el Ministerio de Salud había retrasado los pagos por el avance físico de la obra, por lo que se pactó el pago de comisiones (3%) con el compromiso que la estructura agilizara el pago de las estimaciones (avance físico de la obra).

El dinero era repartido en ocasiones en la oficina de Saraí Villavicencio, otras en comercios de la ciudad capital y otras en el domicilio de alguno de los implicados. Luis Fernando Pérez Martínez y Saraí Villavicencio establecieron un porcentaje de comisiones para cada integrante de la estructura, así como también para ellos mismos. Para el caso de construcciones de Hospitales, Saraí Villavicencio siempre trataba que en cada Junta Calificadora de Ofertas (Juntas de Licitación) participaran por lo menos tres personas de su confianza para garantizar beneficiar la empresa de su interés.

Se calcula que al menos 17 millones de quetzales fueron recibidos en concepto de comisiones ilícitas por obras de reposición y reparación; en el caso de la construcción de hospitales nuevos las coimas pactadas ascendieron a 36 Millones de quetzales (de los cuales, 16,900,000 correspondían al proyecto rescindido de Chiquimula, por lo que se hicieron efectivos más de 19.900.000 quetzales)

El total de los involucrados son 100 entre funcionarios, ex funcionarios y particulares.

Se solicitaron antejuicios contra los siguientes diputados:

Además de estos «negocios» la estructura realizó:

El cobro de comisiones ilícitas por la adquisición de bienes y servicios y

La contratación de 450 plazas (a través de modalidades de favores políticos, pagos mensuales y plazas fantasmas).

Una respuesta a “Se aprovecharon del sismo de San Marcos para llevar plata a sus bolsillos”

  1. Qué vergüenza de gobierno y diputados. La verdad, deberíamos de echar a todos los diputados de la cámara y que paguen por sus delitos. Qué les bajen el sueldo y aprendan a trabajar.

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas