Cómo abrir espacio a que cosas nuevas lleguen a tu vida

image-77181

Es importante, de vez en cuando, revolver el panorama emocional para limpiar las cosas viejas e inútiles; esas piezas de polvo viejo que te estancan psicológicamente y no te dejan moverte hacia adelante con tu propósito de vida.

Una de las maneras en las que puedes lograr atraer cosas nuevas es dejándote llevar hacia ellas. Y es que, aunque no lo hacemos conscientemente, a veces generamos lo que se denomina “un sabotaje personal”, una situación que nos hace cerrarles paso a las cosas buenas. En esencia, se trata de una huelga que hacemos para impedir nuestra propia felicidad. Entonces, ¿cómo logramos que las cosas nuevas lleguen? ¿Cómo preparamos el camino a la felicidad?

Pues aunque no lo creas, esto es más sencillo de lo que parece. Aquí enumeramos una serie de puntos que te serán de gran ayuda:

Hay que romper con las ataduras del pasado, hay que dejar atrás aquello que nos estanca y no nos permite unprogreso. Ya sea una experiencia emocional que viviste de niño, un miedo o una pesadilla, una persona, un trabajo o una relación emocional; muchas cosas podrían estar previniendo lo que el universo infinito puede ofrecerte por ser un ser de luz propia.
Hay que dejar los miedos y el pensamiento negativo. No creas que no puedes si aún no lo has intentado, tienes que vencer ese temor a tener éxito, ese miedo que solo atrae cosas que te impiden alcanzar tu felicidad. El miedo se genera por el temor al fracaso y si sabes que no puedes fracasar porque lo que quieres es asequible, entonces ¿por qué no dejar de temer?
Libérate de todo pensamiento negativo y de cualquier persona que te diga que no puedes. No significa que no los escuches. El objetivo es que conviertas esa energía negativa en un motor de energía positiva, en una fuerza que te lleve a demostrar que sí puedes, cuando haya personas que no crean en ti. Esto solo lo puedes hacer teniendo confianza en ti misma, creyendo que puedes lograr lo que quieres porque tienes el talento y la dedicación para cualquier meta que te propongas.
Bota papeles viejos, deshazte de ropa que no te pongas, enciende velas e incienso. En fin, haz de tu espacio un santuario de paz, un retiro de armonía donde te sientas cómoda contigo misma y con tu espacio tanto exterior como interior.
No te ahogues con metas lejanas, recuerda que no se puede alcanzar la luna con una escalera, pero sí con un cohete. Paso a paso, irás construyendo esa fuerza interior que te dará la llama de positivismo para atraer lo que deseas.

No olvides que solo tenemos una vida para poder ser felices, así que libérate de todo aquello que te impide realizar tus sueños para que puedas vivir tu vida con total plenitud.

Fuente Por:
Foto: iStock  Fuente Siempre Mujer

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas