ES URGENTE TERMINAR CON EL PODER DE DIOSITO

Conste que, en ningún momento al escribir, tengo la intención de referirme a Dios. El título es por el sobrenombre que se emplea, por cierto mal dirigido, para referirse al manipulador por mucho tiempo de la política de Guatemala, Dionisio Gutiérrez Mayorga.

Para nadie es un secreto que el citado empresario del pollo, de hidroeléctricas y de otras muchas cosas, se ha dado el soberano gusto de quítar y poner presidentes de la República cuando le place. Un ejemplo es el expresidente Portillo, cuando este decidió romper con el monopolio del pollo. Otro es el caso del Ingeniero Jorge Serrano, cuándo en una valiente acción se proponía remover las estructuras legislativas, de la justicia y otras, con el fin de terminar con el chantaje y la corrupción.

Dionisio mantiene ese poder de decidir lo que se va a hacer en el país en los asuntos del gobierno y la política. Así, vimos también cómo manipuló las elecciones recientes, utilizando la ambición de poder de Sandra Torres quien, sin querer y por sus actuaciones, le sirvió en bandeja de plata la presidencia de la República a quien ganó en segunda vuelta. Y, ya ven… hoy ella se convierte de presidenciable a presidiaria.

Ahí se las dejo pues; veremos cómo responde el guatemalteco, que es el que elige con su voto, porque ya es tiempo de que reaccióne en esto de actuar con criterio propio.

POR: RUBÉN ESCALANTE BOLAÑOS

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas