20 señales de que tu pareja es un niño mimado

Algunos hombres aunque parezcan maduros, tienen un apego emocional a su mamá que los hace parecer más infantiles que otros. Que amen a su madre es lindo, pero hay quienes no han cortado el cordón umbilical para convertirse en seres humanos independientes. Ya sea que todavía viva su mamio no, algunos incluso aún tienen rastros de cómo fueron consentidos.

¿Cómo sabemos si tu pareja es el niño consentido y mimado de mamá? Aquí te damos las claves para descifrarlo:

1. Está pendiente de su teléfono y no duda en contestarlo cuando es su madre la que está llamando. No importa que se encuentre en un momento íntimo contigo, él preferirá tomar la llamada de su mami.
2. Es un poco holgazán. Espera que la mujer le haga todo en el hogar: desde cocinarle hasta recogerle la ropa interior que dejó en el piso después de quitársela.
3. Es un hombre que prefiere cenar en casa de mamá antes que ir a comer contigo a un buen restaurante.
4. Llama a su casa al menos 2 veces al día.
5. Hace más caso a lo que dicen sus amistades o familiares, aunque hayas dicho lo mismo anteriormente.
6. Su mamá es lo máximo y la manera en que se hacen las cosas en su hogar imita la manera en la que se hacían las cosas cuando vivía con ella.

7. Su color favorito es el pastel o cualquier otro tono que le recuerde la decoración de la casa en la que creció.

8. Se aferra a una opinión y como niño malcriado no hay quien le haga cambiar de parecer a menos que su mami diga lo contrario.
9. Busca una mujer que sea dominante en su vida y que le diga qué hacer.
10. Busca muestras físicas de cariño y de ternura como “sóbame la cabecita o la espalda” o te pide que le des un masajito.
11. Pide que le lleves agua, jugo, café o leche y no se para a buscarlo a la nevera.
12. Le da pereza levantarse una vez se ha recostado en la cama.
13. Espera que le apagues la luz y cierres las puertas de la casa, no lo hace él.
14. Deja el plato en la mesa y no lo lleva a la cocina ni lo lava.
15. Espera ser el centro del universo y compite hasta con los niños por recibir atención tuya.
16. Interrumpe conversaciones para decir algo solo por ser escuchado.
17. Mira fotos constantes de su niñez y se la pasa recordando los tiempos en que vivía con su mami.
18. Compara su vida actual en pareja con su familia.
19. Muchas veces hace lo que le da la gana sin consultarte o hace lo que sus familiares le aconsejan.
20. Habla con su familia sin ti y no te da tu lugar como pareja.

Si después de leer esta lista te identificaste con la mayoría de estos puntos, lo más seguro es que te encuentres viviendo con un niño mimado por su mamá. De ti depende si quieres ponerle las cartas sobre la mesa o seguir consintiéndolo como si fueras su progenitora.

 fuente Por:  siempre mujer
iStock

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas