Formas originales de usar la avena en tu rutina de belleza

image-78905

Quiero que sepas que la avena además de ser un extraordinario alimento, ya que contiene muchos nutrientes, es también un producto de belleza económico, asequiible y sin riesgos. Sus beneficios son gracias a que contiene hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

“La avena es un ingrediente natural que proporciona una poderosa acción limpiadora. Este es uno de sus mayores beneficios para la piel, pues absorbe toda la suciedad y residuos que se acumulan en los poros, ofreciendo una limpieza profunda. Y lo más interesante es que cuida la estructura de la piel de forma natural y mantiene su pH gracias a las proteínas que contiene”, publicó belleza.uncomo.co.

Entre algunos de sus usos podemos mencionar:

  • Exfoliador; o sea, la puedes utilizar para eliminar las células muertas.
  • Para equilibrar el nivel de grasa de la piel.
  • Te ayuda a combatir el acné de forma delicada y sin causarte irritaciones.
  • Excelente rejuvenecedor de la piel.
  • Hidratante: “Gracias a los lípidos y sustancias absorbentes de agua que la componen, la avena es excelente para evitar la deshidratación de la piel, pues la protege de las agresiones externas manteniendo su barrera protectora”, explicó el mismo portal.
  • Como calmante: Por su acción calmante se utiliza mucho en casos de irritaciones en la piel yotras afecciones como eccemas, picazones, dermatitis, urticarias o psoriasis, ya que ayuda a calmar los efectos ocasionados en la piel por estas condiciones.

Ahora bien, si la vas a utilizar como producto de belleza, aquí te decimos algunas recetas que puedes hacer en casa de acuerdo con tus necesidades.

  • Como limpiadora y exfoliante facial: Mezcla avena con agua y unas gotas de té de árbol, déjalas en tu rostro de 5 a 10 minutos. Esta mascarilla te sirve para combatir el exceso de grasa en la piel.
  • Como exfoliante e hidratante corporal: Combina avena con miel de abeja y unas cucharadas de aceite de oliva. Aplica esta mezcla en el cuerpo y déjala 15 minutos, luego la enjuagas con agua tibia.
  • Como champú en seco: Coloca avena en una licuadora y combínala con bicarbonato de sodio. Una vez bien pulverizados ambos, aplícala masajeando el cuero cabelludo. Luego cepíllate el pelo hasta que elimines la mezcla.
  • Contra el acné: Hierve media taza de avena, una taza de agua hasta que se suavice, cuélala y déjala enfriar. Luego, aplícala sobre todo el rostro y déjala por unos 10 minutos. Al aplicarla procura realizar movimientos circulares suaves sobre la piel, esto ayuda a que las partículas remuevan las impurezas. Retírala con agua tibia. Puedes hacer este procedimiento una o dos veces a la semana, dependiendo de cuán grasosa sea tu piel.
  • Como relajante: Los baños con avena son muy relajantes. Para prepararlo, añade una taza de avena bien molida en el agua de la bañera. Puedes mezclarla también con un poco de leche para humectar la piel e hidratarla.
  • Fuente Siempre Mujer Por:

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *