Publicado en: Sab, Sep 9th, 2017

5 cosas que no sabías de las semillas de linaza o flax seeds

 

image-83692

Muchas veces, la comida que ingerimos es nuestra mejor medicina. Además de los beneficios que pueden aportarnos los granos integrales, las verduras, las proteínas y los productos lácteos, entre otros, también las especias, semillas y condimentos que encontramos en nuestra cocina tienen propiedades que nos pueden ayudar a aliviar o prevenir muchos problemas de salud. Y ese es el caso de las semillas de linaza o flax seeds.

Procedente de Egipto, hoy en día se cultiva en Canadá y en el noroeste de los Estados Unidos y su demanda ha ido en aumento con los años. Según el Flax Council, solo en estos dos países se lanzaron cerca de 300 productos con semillas de linaza en el año 2010. Y no solo se ha venido usando para consumo humano, también se les ofrece como alimento a las gallinas ponedoras, lo que eleva el nivel de ácidos grasos Omega 3 de los huevos.

Las semillas de linaza son saludables sobre todo por tres razones:

 

  1. Contienen lignanos, que actúan como estrógenos y también como antioxidantes. Según la WebMD, las semillas de linaza tienen de 75 a 800 veces más lignano que otros alimentos de origen vegetal.
  2. Son una buena fuente de fibra, tanto soluble como insoluble.
  3. Cada cucharada de semillas de linaza molidas contiene cerca de 1.8 gramos de Omega 3 vegetal.

 

5 problemas de salud que puedes aliviar con las semillas de linaza

 Según los expertos, los estudios llevados a cabo no han llegado a resultados concluyentes sobre los beneficios de estas semillas, pero sí hay muchos casos en que son eficaces a la hora de reducir los riesgos de ciertos tipos de cáncer, enfermedad vascular, la enfermedad del pulmón y otros padecimientos.

 

  1. Tradicionalmente se han usado para reducir los calores repentinos que les dan a las mujeres que están pasando por la menopausia. Dos cucharadas de semillas de linaza molidas en el cereal, jugo o yogur dos veces al día pueden reducir a la mitad la incidencia de los hot flashes.
  2. Las preparaciones con semillas de linaza pueden ayudar a bajar el colesterol.
  3. Los estudios recientes indican que estas semillas podrían tener un efecto protector contra el cáncer de seno, de próstata y del colon.
  4. Sirven para controlar la enfermedad cardiovascular, gracias a su acción antiinflamatoria y reguladora del ritmo cardiaco. También se ha comprobado que reducen la presión arterial.
  5. Las investigaciones indican que ingerir todos los días los lignanos de las semillas de linaza puede mejorar ligeramente el nivel de azúcar en la sangre en las personas que padecen de diabetes tipo 2.

Lo que debes saber

  • Hasta que se realicen más investigaciones, no se recomienda que la consuman las embarazadas ni las madres que estén dando el pecho.
  • La dosis recomendada es de 1 a 2 cucharadas de las semillas molidas, el cuerpo no absorbe la semilla entera.
  • Puedes comprar la que dice brown o golden.
  • Cuando compres un producto que contenga semillas de linaza, revisa la etiqueta y asegúrate de que tenga semillas molidas, no enteras.
  • Guarda las semillas molidas en el congelador de tu refrigeradora, es el mejor lugar para evitar que se oxiden y pierdan su valor nutritivo.

Recuerda consultar con tu médico antes de hacer cambios en tu dieta o comenzar a tomar un suplemento.

Fuente Revista Siempre Mujer
Por:
Foto: iStock
Ir a la barra de herramientas