Lucía: la maestra que se suicidó por padecer acoso

Los alumnos y padres de la Escuela Oficial Rural Mixta Manuel Martínez en la aldea Ciénaga, San Raymundo están consternados. Su maestra, Lucía Solís decidió quitarse la vida.

(Por Redacción LNG)

La Miss  sufría mucho. Ese sufrimiento fue tan intenso que decidió terminar con él, terminando con ella misma. No encontró otra salida. La buscó pero se le desvaneció. Ella dejó una carta en donde explica los motivos que la llevaron a dejar la vida o a sus dos hijas que es lo mismo y también a sus alumnos.

Lucia cuenta que en una sesión de maestros, su hermana criticó que los profesores y profesoras  perdían mucho el tiempo viendo sus celulares en horas de clase. Los maestros creyeron que fue Lucy la que estaba detrás de eso.  Dos maestras la empezaron a molestar y le dejaron de hablar «allí empezó mi calvario» dice en su carta. Ella sufrió «desprecio, rechazo e indiferencia» cuenta.

Pero las cosas se pusieron peor. La  miss lucy no estaba de acuerdo con que algunas   maestras se ponía a cocinar en horas de clases y dejaban solos a los patojos «El MINEDUC no les pagaba para cocinar en horarios de clase» escribió. Eso enojó a sus compañeras y entonces «empezó con mayor fuerza la indiferencia» explica.

Esa indiferencia, desprecio y rechazo se manifestó cuando para el día de las madres, no tomaron en cuenta a su grado. No les dieron material para adornar y no dejaron que los alumnos recibieran a las mamás. Eso la hizo llorar. Le dolía que «por problemas personales los alumnos hayan pagado también, no se vale. Ellos no tienen la culpa de que los hayan hecho de menos por lo que yo les había dicho» se lamentó Lucy.  Fue tanto el acoso que Incluso,  fue al MP a pedir ayuda,  pero no se la dieron.

Tomó la decisión entonces. No había nada más que hacer. Consiguió una pastilla para curar el maíz. Había leído que eso era veneno puro para ella.  Pero antes,  se despidió de sus alumnos «me voy a ir de viaje» les dijo «el lunes les daré una sorpresa». Uno de los estudiantes comentó que su maestra «se puso a llorar y nos dijo que siguiéramos adelante que le echáramos ganas a los estudios que nosotros podíamos» y la última frase fue «los quiero a todos por igual» mientras el menor recuerda su sonrisa.

El lunes temprano en su cama se tomó la pastilla. Su familia escuchó quejidos. Cuando fueron a ver, sacaba espuma por la boca. Fueron a traer un vaso con leche para darle pero ella lo rechazó y solo dijo: «dejenme dormir, quiero dormir» y entonces cerró los ojos y durmió por la eternidad y entonces cumplió su promesa: se fue de viaje…..para siempre.

 

Una respuesta a “Lucía: la maestra que se suicidó por padecer acoso”

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas