LA OFENSA DE LOS CRIOLLOS Y LOS CORRUPTOS

Por Hugo René Rivera

Las mafias en contubernio con los diputados del Congreso de la República de Guatemala, asestan otro zarpazo al estado fallido.

Es toda una planificación que se gestó en el gobierno de Alvaro Arzú Irigoyen, frente a la firma de los acuerdos de paz firme y duradera. Fue parte del plan para  retomar el control político de un estado anacrónico y desmovilizar a las fuerzas guerrilleras que  alcanzaban la categoría de fuerzas beligerantes y que reivindicaban el control del Estado. Ese plan fue maquinado, gestado y ejecutado por la comunidad internacional y el gobierno  de turno que forzó  las negociaciones.

Los organismos del Estado en la actualidad son una fuerza homogénea con las mafias que lo tienen cooptado en connivencia con los ricos guatemaltecos, toda la institucionalidad del gobierno se han declarado enemigos del pueblo de Guatemala, con todo descaro, impudicia e impunidad toman por asalto los espacios políticos  facultados por una Constitución Política que garantiza el Status Quo de los ricos de Guatemala. Los  ricos y las mafias ya no están en contradicción, se han amalgamado para destruir el estado y negociar sus recursos.

El insulto es muy grande y no quedará impune, el desafío contra LA DIGNIDAD DEL PUEBLO DE GUATEMALA habrá de responderse con una ofensiva organizada, basta de resistir y aguantar.

“LAS CLASES ESTAN ENFRENTADAS, DISOLUCION DEL CONGRESO O REFUNDACIÓN DEL ESTADO”

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas