Jakelin y Felipe: su vida aquí no vale nada

Por Luispe/ opinionluispe@gmail.com

Jakelin Caal y Felipe Gómez, les voy a contar que sus muertes en la frontera buscando el sueño americano no vale la pena aquí. ¿por qué?, les explicó: aquí hay unos idiotas que apoyan a un extranjero por el que son capaces de morir y del otro lado hay otros idiotas que defienden al Presidente. Ni al extranjero ni al Presidente les importan ustedes. El primero dice que lucha por la soberanía del país y el segundo que lucha en contra de la corrupción. Y, mientras estos se pelean utilizando a sus idiotas útiles, ustedes, Jakelin y Felipe, murieron buscando una vida mejor.

Son esos idiotas que se las llevan de paladines que viven bien porque viven del conflicto. Ustedes jakelin y Felipe tuvieron que irse con la esperanza de dejar un lugar donde la comida es escasa, donde vivir no existe porque sobrevivir es el pan de cada día.

jakelin y Felipe, aquí, los noticieros no abren con sus rostros y la pena por ustedes, porque no importan sus caras inocentes. Las noticias de los primeros idiotas abren con protestas contra el gobierno y las noticias de los otros idiotas en contra del extranjero. Felipe y Jakeli, ¿saben ustedes cuanto ganan el Presidente y el extranjero? ganan miles de dólares, ni siquiera en sus comunidades trabajando juntos podrán reunir lo que estos dos ganan. Este par de idiotas, que dirigen a otros idiotas, luchan por el poder. Ustedes, Jakelin y Felipe lucharon por comer. Pero aún así, ustedes dos tienen más dignidad que esos dos y todos sus seguidores.

Ustedes no valen nada Jakelin y Felipe. Aquí los idiotas hablan de estado de derecho, de querellas penales, de amparos, de testigos falsos, de impunidad, acciones legales, comisiones pesquisidoras y mencionan palabras pomposas como rechazar in limine. Eso es lo que habla esa gente que, cuando supieron lo que les pasó se escandalizaron por un rato y utilizaron su muerte para atacar a alguien. Porque así como a ellos los usan, ellos también los usan a ustedes Jakelin y Felipe. De verdad es una lástima que no pudieran lograr sus sueños de tener una vida mejor, pero más pena da que sus muertes aquí no vale nada.

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas