7 alimentos que tienen grasas trans y debes eliminar YA

Seguro estás al tanto de la decisión que tomó hace unas semanas la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos de prohibir las grasas trans en los alimentos. Quienes nos preocupamos por comer saludable no podríamos estar más contentos, pues estas nuevas regulaciones ayudarán a seguir creando conciencia sobre la importancia de ingerir alimentos que le aporten nutrientes a nuestro organismo en vez de perjudicarlo.

Uno de los productos en los que se encuentran las grasas trans es la margarina. Hace unos años se pensaba que la mantequilla era dañina y, aunque en realidad es un alimento rico en nutrientes, mucha gente empezó a sustituirla por la margarina. Para evitar el alto contenido de calorías en la mantequilla, optaron por un sustituto: un tipo de margarina que tenía un sabor idéntico pero se hacía con aceite vegetal… Sin embargo, se desconocía que ese producto se elaboraba con un proceso de hidrogenación para solidificar el aceite que lo convertía en grasas trans, según muchos expertos, simplemente el peor tipo de grasa que podemos consumir los humanos.

Según han demostrado los estudios, los ácidos grasos trans, como también se conoce esta sustancia, aumentan el colesterol malo (LDL) y reducen el bueno (HDL), aumentan el riesgo de enfermedades cardiacas más que cualquier otro macronutriente y, por si fuera poco, aumentan el riesgo de cáncer de seno y otros tipos de cáncer.

Por suerte, en la actualidad no solamente se conoce cuán dañinas son esas grasas, sino que es mucho más fácil saber en qué alimentos se encuentran. Pero debemos ser muy cuidadosas porquelas grasas trans están en todas partes. Incluso la información que aparece en las etiquetas de los alimentos procesados, en las que la FDA exige que se informe la presencia de grasas trans, no las incluye como ingrediente si tienen menos de 0.5 gramos por porción. Por eso tampoco debes consumir los productos con aceite vegetal parcialmente hidrogenado.

Además de la margarina y la grasa para repostería, en los productos de esta lista (y en muchos más) es muy probable que encuentres este tipo de grasas:

  • Alimentos horneados, tales como galletas, pasteles y otros productos de repostería.
  • Glaseados (frostings) industriales preelaborados.
  • Muchos de los productos para meriendas (snacks) como papitas fritas o palomitas de maíz.
  • Casi todas las cosas fritas, en supermercados o restaurantes.
  • Masas refrigeradas para productos de harina de trigo.
  • Sucedáneo de leche líquido o en polvo para el café (creamer).
  • Batidos (milkshakes) cremosos en los restaurantes.

De cualquier forma, el objetivo de las grasas trans es que los productos duren más, ¡no que tú vivas más! Te corresponde a ti, como consumidora, informarte, tomar decisiones inteligentes y optar por alimentos nutritivos que te aporten energía y te ayuden a combatir las enfermedades y los signos del envejecimiento. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Fuente Revista Siempre Mujer
Por:
Foto: iStock

Deja un comentario

O

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas