Publicado en: Jue, May 7th, 2015

AHORA QUIEREN HACER DE TODO Y NADA

Por Hèctor Hernandez.

Guatemala se haya en la peor de sus crisis que se haya marcado en la historia y no es para menos, la tolerancia del pueblo guatemalteco llegó a que se creyeran que podían hacer de todo y que la “pasividad” del pueblo les permitía empezar a –güeviar- a mansalva llenándose los bolsillos con cantidades millonarias, teniendo el descaro de mostrarlo al pueblo como diciendo miren lo que hago y qué.

Ahora aparecen rasgándose las vestiduras gente que los llevó a -representar- su poder y también su robo disfrazado evadiendo impuestos y cobrándose la factura de financiamiento de campañas millonarias a expensas del pago de impuestos por los guatemaltecos que sí sostienen la economía guatemalteca. Siempre hemos dicho que hay estructuras que dan la cara y otras que no dan la cara, que planean, ordenan y se quedan con la mejor tajada.

Resulta que ahora para calentar la situación por la que está atravesando el gobierno la Corte Suprema de Justicia actúa, tardía o prontamente, usted será el juzgador y se declara con lugar las acciones contra la señora Vicepresidenta de la República Ingrid Roxana Baldetti y envía la documentación al soberano Congreso de la República de Guatemala para que –siga su trámite- léase bien “para que siga su trámite.

Y es que debemos comprender que este alto organismo de Estado en este período se ha dado tanto color que se asemeja a una cloaca, donde se han cocinado cochinadas, desde sobornos de toda especie hasta llegar a acuerdos de gobernalidad por los cochinos politiqueros que pernoctan en él y sus líderes y dirigentes partidarios ambiciosos y que no quieren, ni desean soltar el poder que están disfrutando.

Resulta que con las componendas, necesidades partidarias y conveniencias de uno u otro bando ellos, los diputados en lo individual, como bancadas, como partidos políticos, como alianzas por conveniencia dentro del Congreso, no van a hacer nada en contra de la señora vicepresidenta, así les manden miles, millones de firmas y sin número de expedientes del pueblo y de los altos organismos justicia del país, aun así sea la Corte de Constitucionalidad porque los intereses que tienen en juego se les viene abajo.

Por conveniencia de todos los diputados sin excepción que no dirán esta boca es mía y peor de los partidos políticos, entendamos que quieren seguir mamando a costillas del pueblo que hoy manifiesta su inconformidad contra la mala administración de los tres poderes del Estado y –aquellos- que financiaron y siguen financiando sus campañas- aunando aquellos otros dueños de partido que siguen vendiendo los puestos a elección popular que hacen que continúe la corrupción porque los que ganen tendrán de “recuperar” lo invertido y ahí es donde seguirá la corrupción que es la de nunca acabar.

Ahora la decisión es del pueblo en no ceder lo que ya se ganó, así cueste lo que cueste y le duela a quien le duela.

Ir a la barra de herramientas