Publicado en: Vie, Mar 9th, 2018

Álvaro Arzú sigue con su inmunidad intacta

El Ministerio Público y la CICIG no pudieron quitarle el derecho de antejuicio al Alcalde. Los Magistrados de la sala tercera de apelaciones resolvieron que Arzú continúa con inmunidad.  La resolución establece  que no debe formarse persecución penal contra el jefe edil.

(Por Redacción LNG)

El Ministerio Público y la CICIG aseguran que el Alcalde, con fondos de la Municipalidad de Guatemala, específicamente  del Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana (FAPU), le compró a una empresa de Byron Lima Oliva,  pachones, playeras, pelotas y otros artículos para hacer propaganda por el partido Unionista.  Sin embargo, los magistrados dicen que si hay delito este “debe ser atribuido al comité técnico del fideicomiso. El comité técnico es el responsable de autorizar los pagos, por lo tanto no se evidencia participación del señor Alvaro Arzú. Si el señor Arzú Irigoyen dio instrucciones para hacer algo contrario a lo que es el fideicomiso estos no debían acatar órdenes ilegales” subraya la resolución.

El MP y la CICIG también señalan a Arzú de crear  plazas fantasma para la conviviente de Byron Lima y la esposa del asesinado Obdulio Villanueva. Los Magistrados afirman que “no se estableció que las plazas fueran fantasma, mas bien con la investigación se estableció que son plazas denominadas de confianza, de libre nombramiento y remoción”. Basados en esto, la Sala tercera recomienda que “no se inicie proceso penal y por consiguiente no a lugar a  formación de causa penal”.

Sobre las escuchas telefónicas que presentaron los fiscales, los Magistrados dicen que estas no pueden ser utilizadas para vincular a Arzú pues “toda persecución penal es personalísima y las acciones de otras personas no pueden recaer en una tercera, además de ello, en la misma no se evidencia una orden clara del señor Arzú a realizar actos contrarios a la ley”

El Ministerio Público dio a conocer que interpondrán un amparo en la corte de constitucionalidad en contra de la resolución de la Sala tercera de apelaciones.

Ir a la barra de herramientas