Publicado en: Lun, May 7th, 2018

ANÁLISIS DE COYUNTURA

 ANÁLISIS DE COYUNTURA

Economía ¿Mito o Realidad?

Los monopolios en nuestro paí­s han gozado del favor de funcionarios anteriores bien involucrados con los intereses de empresas que buscan, como es lo normal en economí­a de mercado, la máxima ganancia; aunque la Constitución de la República claramente demande lo contrario. Hay una carencia de normativas que regulen la competencia en Guatemala, por tal motivo señalamos algunas caracterí­sticas que poseen varias de las empresas que operan bajo monopolio en nuestro territorio. En el Mercado de Tierras: Las concentraciones de tierra más desiguales del continente americano y el sector empresarial organizado dice que una Reforma Agraria es retrógrada y que la historia demuestra lo contrario en otros países desarrollados. Mercado Financiero: Con un margen de intermediación financiera de más o menos 10%, y dice haber obtenido un volumen de ganancias record año con año, y que se convierte en estéril mientras no pueden otorgar crédito a productores pequeños y medianos, para fortalecer la clase media (Microempresarios) que ayudarían al desarrollo económico del país. Sector Azucarero: Existen varios ingenios en el país, pero puede tratarse de un monopolio auto dirigido que mantienen precios de su producto final en el mercado nacional, los cuales son mayores a los del mercado internacional (20%). Agregando que invierten y compran en otros países de la región extrayendo capital Guatemalteco al exterior. Sector Eléctrico: La oferta está en el tope, presentando incapacidad para satisfacer la demanda completa del país, producto de la casi nula inversión por el mismo acomodo que le ofrece su posición monopólica. Cementos: El cemento nacional está arraigado en la mentalidad de los consumidores, por la publicidad en que ha invertido todo su periodo de vida y las barreras que mantiene a la competencia. Telefonía: Compañías con poca credibilidad, que difunden hasta cuatro veces el valor de una tarjeta de prepago. Se maneja el oligopolio de la oferta, y mientras tanto las regulaciones no son tratadas por ningún gobierno. Bebidas: Conservando un mercado privilegiado desde hace varias décadas, aumentan el precio a su antojo y mantienen también el monopolio de importación de algunos productos similares. La pregunta que nos hacemos es:

¿Qué tan reales son los mitos de la economía?

Para muchos, la economía no es una ciencia, sino política disfrazada con números. Uno de los debates más intensos entre los académicos es que en la economía pesa más lo psicológico que los números. Los planteamientos formulados por los economistas se nos presentan en una jerga técnica, a veces rebuscada, que suelen generar dos reacciones rápidas en audiencias masivas: se aburren o se asustan. Un ejemplo de esto es que en Wall Street es uno de los escenarios donde las percepciones pueden pesar más que los números. La economía es un mito que podemos crear en función de la confianza y en la creencia de los ciudadanos, esta construcción es a través de fundamentos políticos y que tiene como característica que el conglomerado que crea en ese mito y que puede llegar a converger sin necesariamente tener los mismos intereses., es por ello que es necesario fundar nuevos mitos para un nuevo modelo económico.

¿Democratizar el Capital?

Es el proceso de inclusión de ciudadanos de un país al capital accionario de las empresas que hacen vida y generan riqueza. Este proceso, permite a todo el que quiera poder tener un pedacito de las utilidades del resultado financiero de una empresa. Se puede desarrollar este concepto en el mercado local con confianza, sumada a la voluntad política de querer transferir las acciones de sus empresas mixtas o abrir exitosas empresas públicas a los guatemaltecos, y que estos puedan obtener de manera directa beneficios de los retornos de capital de estas, porque el país crece a un ritmo anual, es solamente posible porque las empresas están creciendo a ese ritmo o más, y además se motiva a la inversión extranjera para que pueda ver la oportunidad de invertir atrayendo a sus accionistas. La democratización del capital es la mejor alternativa para lograr una clase media en ascenso al ritmo de las oportunidades que el país brinde, apoyar a buenas iniciativas empresariales (Microempresas), haciéndolas más transparentes, confiables, y apoyando dentro y fuera de sus fronteras iniciativas relativas a mejorar su rendimiento y eficacia. Los guatemaltecos debemos formar parte de cualquier iniciativa que pretenda la explotación de recursos naturales, a través de empresas con la suficiente experiencia internacional para hacerse concesiones y que compartan de manera directa con los dueños originarios de dichos recursos los réditos de dicha explotación. Tener además la voluntad política, dispuestos aportar sus ahorros y utilidades para iniciativas empresariales de la mediana y pequeña empresa.

 

 

 

Ir a la barra de herramientas