Publicado en: Lun, Mar 6th, 2017

Análisis: Las carreteras del desarrollo

(Diario de Centroamérica). 6 marzo – En la Política Económica 2016-2021, Crecimiento Económico Incluyente y Sostenible, el Gobierno identificó las carreteras como uno de los elementos potenciadores de la economía del país.

En ella se estableció que “más inversión pública y privada en infraestructura será el elemento clave para motivar el despegue rápido” del aparato productivo nacional.

La red vial es necesaria por diversas razones. Una de ellas es que en las comunidades más alejadas es imprescindible la movilidad de las personas para buscar una atención médica pronta y oportuna.

La baja inversión, tanto pública como privada, realizada en décadas anteriores ha hecho que, a pesar de importantes avances alcanzados, haya poblados en los cuales se deba caminar durante horas para llegar de un lugar a otro, y en momentos en que la vida está en juego, el tiempo es crucial.

Por ello, el plan de recuperación de 19 mil 493.35 kilómetros de la red vial, con una inversión no menor a los Q2 mil 900 millones, dado a conocer la semana pasada por el presidente Jimmy Morales, es de suma trascendencia, debido a que está interrelacionado con las metas de reducción de la desnutrición y mayor cobertura de salud.

Este programa de infraestructura incluye, además de caminos, las mejoras en 448 puestos de salud y la construcción de 29 adicionales para llevar la atención primaria lo más cerca posible de las personas, según la ministra del ramo, Lucrecia Hernández Mack, quien indicó que para identificar estos inmuebles trabajarán en coordinación con la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Una vez instalados estos centros médicos, la facilidad de movilización es crucial, no solo para el traslado de pacientes que pueden presentar diferentes niveles de gravedad en sus padecimientos, sino también para llevar más rápidamente y con menor deterioro los insumos que estos inmuebles requieren para su funcionamiento.

Otra de las bondades de los proyectos viales es que al estar abiertos para todos los beneficiados no son solo los de un sector, sino para aquellos guatemaltecos que, por alguna razón u otra, transitan por el lugar.

En el ámbito de salubridad se han priorizado Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz, Chiquimula, Sololá, Totonicapán y San Marcos, que tienen en común altos grados de pobreza.

Trabajo en las aulas

En materia educativa, el plan incluye tareas de la Unidad de Construcción de Edificios del Estado, del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), la cual se encargará de la reparación de 240 establecimientos para que los alumnos tengan mejores condiciones para estudiar.

“Se realizará la ampliación de mil escuelas con la construcción de módulos, los cuales ya se encuentran en la fase de finalización del proceso de licitación”, explicó el titular de la cartera educativa, Oscar Hugo López.

La experiencia en proyectos de este tipo confirman que los alumnos pueden llegar a sus escuelas en menos tiempo y al arribar en una unidad de transporte tienen más energía para aquirir conocimientos.

En lo relativo a turismo, parte de las carreteras priorizadas están vinculadas a mejorar el acceso de sitios muy visitados por los viajeros, como Tikal, Quiriguá, Semuc Champey, Esquipulas, Antigua Guatemala, Chichicastenango y Quetzaltenango.

La dependencia de artesanos y de micro, pequeñas y medianas empresas en estos lugares es muy alta, pues son ellos los que ofrecen productos y servicios a los visitantes, por lo que al mejorar las condiciones para esta actividad el derrame económico se extiende aún más.

“Fueron priorizadas las rutas de 10 destinos turísticos categoría 1 para la posibilidad de visitas, que en años anteriores nos han generado no menos de Q1 mil 500 millones en divisas”, afirmó el gobernante.

Otro aspecto digno de resaltar es que al haber una mejor carretera los productos llegan más fácilmente a las comunidades aledañas, y lo que estas cosechan o elaboran puede comercializarse a mejores precios en otros mercados, lo cual redunda en mayores ingresos para estas poblaciones, y los intermediarios tienen menos excusas para comprar más barato y encarecer los artículos.

Más emprendimiento

Adicionalmente, en las comunidades en donde no había carretera, o si existía alguna, esta estaba en malas condiciones, la capacidad de emprendimiento es menor. Cuando un nuevo camino ha sido pavimentado de pronto surgen visionarios que invierten en un vehículo, el cual es puesto a disposición de sus vecinos para el transporte de mercancías o de personas. Y esto trae aparejada la necesidad de que haya mecánicos capacitados para el mantenimiento y reparación de los vehículos, establecimientos que se encarguen de vender los repuestos que se necesiten, hasta pilotos para conducir estos automotores.

Obviamente hay proyectos que requieren de la rehabilitación o la construcción de carreteras primarias, que son necesarias para conectar las vías más alejadas. También revisten importancia, porque por ahí circulan casi todos los bienes que son producidos y comercializados, no solo en el país, sino también los destinados a ser embarcados para ser llevados allende nuestras fronteras.

En este sentido, es imperativo reducir los tiempos de tránsito de las mercancías en el territorio nacional, a efecto de aumentar la competitividad respecto de nuestros principales competidores en el mundo.

Transparencia

El ministro de Comunicaciones, Aldo García, resaltó que los avances de cada una de las áreas rehabilitadas podrán ser conocidos por cualquier guatemalteco, a través de la página web de esta cartera, que muestra en tiempo real los trabajos realizados tanto por la Unidad Ejecutora de Conservación Vial y la Dirección General de Caminos como por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que participarán en la reconstrucción de las carreteras. Adicionalmente, García entregó a Caminos maquinaria pesada recién adquirida, con el objetivo de que el sector público sea el que efectúe la obra estatal, tanto para la red vial como para el dragado de ríos. Esta compra se hizo el año pasado con una inversión de Q13.7 millones, la cual consiste en 4 excavadoras de gran capacidad y 3 rodos que se distribuirán en los principales ríos, como el Samalá, en el que se busca preservar el Puente Castillo Armas, ya que este afluente arrastra material expulsado por el volcán.

Motor productivo

Todo esto es parte de un plan integral y coherente de desarrollo. Por eso es que el mandatario destacó que la primera estrategia de este plan fue la priorización de 129 municipios en los que se necesita más la ayuda en la red vial.

No obstante, el Ejecutivo continúa trabajando en grandes proyectos en marcha, como los libramientos, que están relacionados con el Anillo Regional, de El Progreso-Sanarate, de Jalapa, de Santa Rosa-Cerinal-Barberena, de Sacatepéquez-Antigua Guatemala-Ciudad Vieja y de Chimaltenango, para hacer más expedito el tránsito por estos lugares.

García explicó que se está retomando la modalidad de adjudicar a diferentes empresas cada fase de proceso de construcción, mantenimiento o mejoras, a fin de evitar
actos anómalos, en lugar de adjudicarlo todo a una misma compañía.

Adicionalmente, se busca que sean las entidades estatales las que se encarguen de la obra. “Nosotros ya no podemos contratar dragado de ríos. No debemos hacer las cosas como antes, sino que todo se debe hacer ahora por la administración pública, a efecto de que haya transparencia y control”, afirmó García.

“La sociedad, adicionalmente, tendrá acceso a la información actualizada y conocer el grado de avance de los distintos proyectos, e imprimirle la transparencia y la fiscalización de la comunidad, con total transparencia y de auditoría social en cada uno de los municipios”, resaltó el gobernante al presentar el plan.

Ir a la barra de herramientas