Publicado en: Lun, Abr 2nd, 2018

Caen en el Pacífico sur los restos del Tiangong-1, el laboratorio espacial de China cuyo reingreso al planeta estaba fuera de control

La incertidumbre terminó.

Tras los temores sobre la potencial caída del laboratorio espacial chino Tiangong 1 sobre alguna zona poblada, el artefacto ingresó a la Tierra en una zona del Pacífico sur.

Así lo informó la Oficina de Ingeniería del Espacio Tripulado del país asiático, que aseguró que el módulo, de 10 metros de largo y ocho toneladas de peso, se destruyó “mayormente” antes de caer al océano a las 00:16 GMT.

El 18 Escuadrón de Control Espacial de Estados Unidos confirmó poco después el reporte chino.

Poco antes, las autoridades espaciales chinas habían previsto su entrada “inminente” sobre el Atlántico.

imagen satelital
Derechos de autor de la imagenUS DEPT OF STATE GEOGRAPHER
Image captionEl laboratorio cayó en un punto del Pacífico Sur.

El módulo espacial fue lanzado en 2011 con el objetivo de explorar la posibilidad de crear un puerto y lugar de reuniones espaciales en la órbita de la Tierra.

Forma parte de un plan de China de tener más puertos espaciales permanentes dentro de los próximos 10 años. Su nombre en chino se traduce como “Palacio Celestial”.

Durante este tiempo fue visitado por varios astronautas chinos, entre ellos las primeras mujeres del país enviadas en misión espacial, Liu Yang y Wang Yaping.

BBcDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl módulo espacial fue lanzado en 2011, pero el gobierno chino perdió control del artefacto en 2016.

Una de las principales cualidades de este laboratorio espacial son sus dimensiones, aunque no es el de mayor tamaño que ha caído desde el espacio en situaciones similares.

En 1979, la estación espacial Skylab, que pesaba cerca de 80 toneladas, también cayó de forma parcialmente incontrolada.

Parte de los fragmentos impactaron varios terrenos en el oeste de Australia, pero no hubo personas heridas como consecuencia.

TiangongDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionTiangong-1 fue diseñada con el objetivo de mostrar que era posible construir puertos y lugares de encuentro en el espacio.

Se suponía que el laboratorio espacial sería sacado de la órbita terrestre de una forma controlada.

La intención era usar sus propulsores para conducirlo a una zona remota en el océano Índico. Pero en 2016 se perdió el control sobre el módulo, lo que impidió que se reactivaran sus motores y lo que, a su vez, precipitó su caída.

Ir a la barra de herramientas