Publicado en: Mar, Jun 23rd, 2015

Ciani, Ávila, Trujillo y Kevin Santamaría claman inocencia

(Diario de Centroamérica). 23 junio – El reciente escándalo de dopaje, en el cual 5 futbolistas dieron resultados adversos en la fase final del Torneo Clausura 2015, 4 de Municipal, ha ensombrecido una vez más el deporte guatemalteco.

Marco Ciani, Marvin Ávila, Sergio Trujillo y el salvadoreño Kevin Santamaría dieron positivo por encontrarse en sus muestras una cantidad no determinada de Dimetil. Mientras que en las del colombiano Juan Baena, exjugador de Suchitepéquez, se encontraron trazos de Clembuterol.ccb541354724ca336f7c2885403e66e6_XL

Falto de credibilidad y cada vez con los estadios más vacíos, este es un duro golpe para el todavía considerado deporte más popular de nuestro país. Uno por uno fueron llegando los futbolistas señalados de consumo de sustancias prohibidas a las instalaciones de la Federación Nacional de Futbol (Fedefut), y de inmediato subieron a la oficina jurídica en donde se reunieron con el personal de la comisión médica, encabezada por Rafael Robles.

Los futbolistas fueron escuchados y de inmediato se les extendió la notificación de que fueron inhabilitados temporalmente mientras se resuelve su situación y se dilucida si serán absueltos o condenados.

A la audiencia también acudieron representantes de los jugadores afectados, de los clubes y también de la Asociación de Futbolistas Guatemaltecos. “Es tema es complicado para un futbolista, porque de esto vive uno; solo puedo decir que soy inocente y que no he tomado nada de forma consciente para sacar ventaja. Habrá que llegar al fondo de esto; yo adentro dije lo que tenía y hablé con la verdad”, refirió Ciani, quien reconoció que entre los jugadores adquirieron un suplemento vitamínico, aunque dijo que no lo tomó.

“Yo nunca me he dopado, lo único en que puedo pensar es que el médico de Municipal me inyectó el 20 de mayo y luego me dio una pastilla, nada de eso aparece registrado. No sé qué fue lo que me dio”, sentenció por aparte Santamaría, quien indicó que no solicitará la prueba B, por no contar con los fondos necesarios.

El resto de jugadores prefirió no hablar.

Ir a la barra de herramientas