Publicado en: Vie, Feb 6th, 2015

Crisis en Ucrania: en qué consiste el mayor despliegue de la OTAN desde la Guerra Fría

(bbc.co.uk). 6 febrero – El doble de efectivos de reacción rápida, 30.000 frente a los 12.000 que había hasta ahora, y una “punta de lanza” de otros 5.000 militares que sean capaces de desplegarse “en pocos días” en el este de Ucrania. En eso consiste el mayor despliegue de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, desde la Guerra Fría.

El objetivo es reforzar la “defensa colectiva” de la OTAN en el este de Europa ante las “acciones agresivas” de Rusia.

Así lo han confirmado este jueves los ministros de Defensa de la Alianza tras la reunión celebrada en Bruselas.

Aunque ya lo había adelantado el secretario general del organismo, Jens Stoltenberg, el miércoles.

“Todo lo que hagamos para reforzar nuestra protección colectiva estableciendo esta nueva fuerza (de despliegue rápido) es defensivo”, dijo Sotltenberg ante la prensa.

“Es una respuesta a lo que hemos visto de Rusia durante algún tiempo y responde a nuestras obligaciones internacionales”.

¿Quién la conformará?

Con la decisión previamente tomada, este jueves los ministros de Defensa definieron cómo se compondrá la nueva fuerza y cómo y dónde se distribuirán los efectivos.

Del acomodamiento de estas fuerzas de reacción rápida será el trabajo de seis bases situadas en seis países miembros de la Alianza: Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía.

En cada una de estas unidades de comando y control habrá entre 30 y 40 militares, que se asegurarán de mantener sobre el terreno el material necesario para facilitar el despliegue de las tropas.

“Harán que puedan desplegarse las fuerzas de la OTAN más rápido”, dijo Stoltenberg. Y añadió que también servirán para “coordinar ejercicios internacionales”.

“Serán importantes porque harán de vínculo entre la defensa nacional y las fuerzas internacionales de la OTAN”.

“Crisis no temporal”

Desde que comenzara en abril del año pasado, el conflicto en el este de Ucrania se ha cobrado hasta la fecha más de 5.000 vidas. Y ha provocado el desplazamiento de más de 800.000 personas, según Naciones Unidas.

Acnur calcula que 430.000 ucranianos están desplazados dentro del país y que otros 387.000 han solicitado el estatus de refugiado, asilo temporal u otros permisos de residencia en Rusia.

Para ejercer presión sobre el gobierno presidente ruso Vladimir Putin con el fin de que deje de apoyar a los separatistas prorrusos que combaten contra Kiev en Donetsk y Lugansk, la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, entre otros países, han impuesto varias rondas de sanciones a Rusia. Aunque el mandatario insiste en que no tienen ese objetivo, sino el de “debilitar la independencia de Rusia”.

Sin embargo, con la decisión de este jueves la estrategia se centrará en el terreno.

El refuerzo de las tropas en el este de Europa se debe a que la OTAN ya no ve la anexión de la península de Crimea en marzo y la posterior incursión de Moscú en Ucrania como una crisis temporal, señala el corresponsal diplomático de la BBC, Jonathan Marcus.

En ese sentido se pronunció también el vicesecretario general de la Alianza, Alexander Vershbow, el miércoles.

“La agresión de Rusia en Ucrania no es un incidente aislado, sino algo que cambia el juego en cuanto a la seguridad en Europa. Refleja un patrón de comportamiento en evolución que comenzó hace algunos años”, aseguró.

Según el corresponsal de la BBC, sin embargo, el temor en el seno del organismo se debe al desconocimiento de hacia dónde va a evolucionar el conflicto.

La rutina en Ucrania podría ser oleadas de enfrentamientos esporádicas intercaladas con calma.

Sin embargo, la OTAN no descarta una mayor escalada de la violencia, con Rusia abriéndose paso al oeste para establecer un corredor hacia Crimea a través de la ciudad portuaria de Mariupol.

Según la Alianza, las maniobras realizadas en las últimas fechas sugerirían que Moscú es capaz de lanzar una operación de alto perfil en muy poco tiempo.

Y ante esto considera que necesita reforzar las fuerzas de respuesta rápida, dice el corresponsal diplomático de la BBC.

Percepción de Moscú

La OTAN insiste en que la decisión es meramente defensiva ante lo que se percibe como la agresión rusa.

Sin embargo, la percepción de Rusia es otra.

En su informe semanal, el ministro de Exteriores ruso, Alexander Lukashevic, dijo este jueves: “La esencia es obstruir el proceso de integración natural de la Comunidad de Estados Independientes (organización supranacional compuesta por 10 de las 15 exrepúblicas soviéticas), arrancar a Ucrania y a otros vecinos de Rusia por cualquier medio”.

La Alianza sostiene que su ampliación hacia el Este de Europa ha ayudado a propagar la libertad, la paz y la estabilidad en todo el continente.

Pero el Kremlin ha visto que la OTAN se mueve cada vez más cerca de la frontera rusa.

“Es parte de la mentalidad de Putin, le teme a eso”, aseguró a la BBC Sergei Aleksashenko, exviceministro de Finanzas en el gobierno ruso, en septiembre del año pasado.

“Cree que la ampliación de la OTAN ha cambiado el equilibrio geopolítico en Europa y genera más peligros para Rusia”.

Y como vaticinando lo que podría ocurrir, añadió: “Putin cree que si le permite a la OTAN mover sus bases en el Báltico o el Este de Europa a las fronteras rusas, significaría una derrota para Rusia. Y a Putin no le gustan las derrotas”.

“Salida diplomática”

Hasta ahora EE.UU. ha sido reacio a suministrar armamento a Kiev, prefiriendo la asistencia militar no letal como chalecos antibalas, binoculares, equipo médico, etcétera.

En esa línea, EE.UU. han proporcionado un radar para localizar morteros, pero no otros sistemas más sofisticados para localizar el origen del fuego de los sistemas de artillería de largo alcance.

Sin embargo, el estado de ánimo de los círculos políticos en Washington está cambiando, asegura el corresponsal de la BBC, Jonathan Marcus.

“Muchos argumentan ahora que debería haber un nivel significativo de asistencia militar a Ucrania, al menos en términos de armamento defensivo”.

Sin embargo, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró en Kiev que EE.UU. quiere una salida diplomática para el conflicto.

“Este es un momento crucial para la paz de la región”, dijo Kerry en rueda de prensa tras reunirse con el gobierno ucraniano.

Efectivos de la OTAN

Asimismo, Kerry indicó los pasos a dar para terminar definitivamente con el conflicto: “El compromiso para un alto el fuego real, el respecto hacia la frontera internacional y a la soberanía de Ucrania”.

En todo caso los esfuerzos diplomáticos van en curso.

El presidente de Francia, Francois Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, sustuvieron una reunión de emergencia en la capital de Ucrania, Kiev, con el fin de presentar una nueva iniciativa de paz.

El mandatario ucraniano, Petro Poroshenko dijo en un comunicado que las conversaciones con Merkel y Hollande “dan esperanzas… para un cese al fuego”

También agradeció la actitud de urgencia con la que están actuando los gobiernos de Francia y Alemania.

Ni Merkel ni Hollande hicieron comentarios públicos tras el encuentro con el presidente ucraniano pero se espera que presenten una nueva propuesta de paz basada en la “integridad territorial” de Ucrania que, según indicaron, busca que sea aceptable para todos.

Sin embargo Poroshenko aseveró que la diplomacia no puede estar funcionando sin resultados indefinidamente.

Los observadores indican que la clave de esta ofensiva diplomática ahora depebde del encuentro este viernes en Moscú entre el presidente Vladimir Putin y sus homólogos de Francia y Alemania.

 

Ir a la barra de herramientas