Publicado en: Sab, Mar 28th, 2015

EE.UU. confirma que el crecimiento del PIB se ralentizó en el último trimestre de 2014

Washington, 27 mar (EFE).- La economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 2,2 % en el cuarto trimestre de 2014, lo que supuso un retroceso respecto al mejor semestre de expansión en 11 años registrado entre abril y septiembre, según informó hoy el Departamento de Comercio.

El tercer y último dato del Gobierno sobre el crecimiento del producto interior bruto (PIB) correspondiente al cuarto trimestre de 2014 se mantuvo igual que el segundo cálculo (2,2 %) y por debajo del 2,6 % estimado inicialmente.
El gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios de la actividad económica del país, registró su mayor subida desde 2006 y aumentó un 4,4 % entre octubre y diciembre, dos décimas más de lo estimado hace un mes.
Como ejemplo, los gastos en servicios tuvieron su mayor alza desde comienzos del año 2000 con un avance del 4,3 %.10669759m

El principal asesor económico de la Casa Blanca, Jason Furman, destacó en un comunicado que la “riqueza” de los hogares en el cuarto trimestre de 2014 fue un 22 % superior a su máximo previo a la crisis, lo que ha dejado a las familias “en mejor posición para consumir e invertir”.

Pero la fortaleza de ese indicador no impidió la desaceleración del crecimiento con respecto al segundo y tercer trimestre de 2014, que se debió fundamentalmente al repunte de las importaciones, al descenso del gasto del Gobierno federal y a que la inversión en inventarios fue menor de lo que se creía, según el informe del Gobierno.
Con crecimientos del 4,6 % en el segundo trimestre y del 5 % en el tercero, la economía estadounidense registró entre abril y septiembre su semestre de mayor expansión desde mediados de 2003, tras la contracción del 2,1 % sufrida entre enero y marzo por los efectos de un invierno particularmente frío.

Durante todo 2014, la economía creció a un ritmo del 2,4 %, frente al 2,2 % del año anterior y al 2,3 % de 2012.
Los analistas prevén que la desaceleración del PIB registrada entre octubre y diciembre se mantendrá durante el primer trimestre de este año a causa de la dureza del invierno en buena parte del país, que ha afectado a sectores clave como la manufactura o la vivienda.

En esa línea, Furman sostuvo que la economía estadounidense “enfrenta vientos en contra” vinculados al “débil” crecimiento en otros países y a los “efectos” del invierno, lo que previsiblemente reducirá el avance del PIB “temporalmente” entre enero y marzo de este año.
Los economistas coinciden con la Casa Blanca en que la desaceleración será temporal, dado que los pronósticos apuntan a que la economía crecerá a un ritmo superior al 3 % durante la mayor parte de 2015.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó en enero al alza la previsión de crecimiento del PIB de EE.UU. para 2015 y la situó en un 3,6 %.

Por su parte, la Reserva Federal (Fed) revisó en su reunión de mediados de marzo sus pronósticos sobre la evolución de la economía y rebajó sus cálculos para 2015 a un crecimiento de entre el 2,3 y el 2,7 por ciento, frente a la horquilla del 2,6 y el 3 por ciento de diciembre pasado.

En esa reunión, el banco central estadounidense mantuvo de nuevo el suspenso sobre la esperada subida de los tipos de interés, que se encuentran entre el 0 y el 0,25 % desde 2008.
El Comité de Mercado Abierto de la Fed, que dirige su política monetaria, aseguró en un comunicado al término de esa reunión que ve “improbable” que el encarecimiento del dinero se produzca en abril, por lo que la subida quedaría postergada como pronto hasta junio.

“No necesariamente tiene que ser en junio, pero es algo que no se descarta”, aseguró después la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en una conferencia de prensa.
Tras conocerse el dato del PIB, Wall Street abrió hoy al alza y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzaba un 0,11 % al inicio de las operaciones.

Ir a la barra de herramientas