Publicado en: Dom, Abr 16th, 2017

El bótox: dónde, a qué edad y para qué utilizarlo

Actualmente el bótox se utiliza para mejorar la apariencia física.  “Colocado en puntos estratégicos del tercio superior del rostro, se recomienda usarlo como método preventivo en personas mayores de 30 años para evitar la aparición de arrugas o pliegues faciales, e igualmente es utilizado en pacientes mayores ya con fines digamos ‘curativos’ buscando revertir los signos físicos del envejecimiento facialuna vez que las arrugas ya se han instaurado”, nos explicó la Dra. Klara Senior, especialista en Medicina Estética y Antienvejecimiento, quien es fundadora y Directora Médica del Instituto Médico Esteti-K en Venezuela y socia de Esteti-K Miami.

Hace algunos años cuando se hablaba de la toxina botulínica, bótox, se referían a un tratamiento para mejorar condiciones tales como: la vejiga hiperactiva e incontinencia urinaria, estrabismo, vaginismo, migrañas y en algunos tipos de parálisis espástica para apoyar la rehabilitación del paciente, según nos explicó la doctora.

Para aclarar las principales dudas, le preguntamos a la doctora:

¿Qué especialidad debe tener el médico que puede aplicar el bótox?

Idealmente debe ser aplicado por un médico especialista en medicina estética, antienvejecimiento, dermatólogos y cirujanos plásticos.

¿En qué partes de la cara se debe y en cuáles no se debe aplicar?

Primordialmente se usa para el tratamiento de las arrugas dinámicas o de expresión (esas que salen por la excesiva movilidad y fuerza de los músculos de la cara) como lo son patas de gallo, arrugas del entrecejo y horizontales de la frente. Ahora bien, también se emplea con mucho éxito para el tratamiento del cuello

¿A qué edad se considera recomendable aplicarlo?Desde los 30 años, a nivel preventivo.

Mitos y realidades de los efectos del bótox

  • No es un producto cosmético, es un medicamento. En dosis adecuadas disminuye la contractilidad muscular, suavizando las arrugas de expresión (no las rellena)
  • No es veneno de serpiente, es una toxina proveniente de una bacteria.
  • No es un implante (no rellena arrugas).
  • No genera granulomas (es decir, no genera nodularidades, ni deforma permanentemente a los pacientes).
  • No elimina la flacidez.
  • No hace que las arrugas aparezcan más pronunciadas una vez que finaliza su efecto (su efecto se va perdiendo de forma progresiva).
  • No dura para siempre (el efecto dura de 4 a 6 meses).
  • Tiene excelentes resultados y si lo combinamos con la colocación de ácido hialurónico, ya que el bótox trata las arrugas dinámicas (las que se ven cuando gesticulas) y el ácido hialurónico trata las “arrugas estáticas”, que son esas que se ven aun y cuando el rostro esté en reposo. Sobre esto último la doctora advirtió sobre la práctica ilegal de aplicar sustancias conocidas como “biopolímeros” para rellenar arrugas, lo cual puede tener resultados tan desastrosos hasta causar la muerte.
  • El bótox sirve para contrarrestar la sudoración excesiva o hiperhidrosis en la palma de las manos y las axilas.

Sobre las precauciones a la hora de someterse a este tratamiento, la doctora nos advirtió: “Debemos estar muy pendiente a la hora de hacernos cualquier tratamiento estético (sobre todo si es inyectable). Debes acudir a profesionales médicos expertos y no a “cualquiera” que nos ofrezca tratamientos sin las debidas credenciales ni normas mínimas de higiene para la aplicación de este tipo de tratamientos”.

 

 Fuente Por:
 Siempremujer
Foto: iStock
Ir a la barra de herramientas