Publicado en: Lun, Sep 4th, 2017

El daño ya está hecho: El Ejecutivo, El MP y la CICIG se han debilitado institucionalmente


El daño ya está hecho, tanto el Ejecutivo, como el Ministerio Publico y la propia CICIG, se han debilitado institucionalmente, por lo que resulta vital encontrar una salida rápida a esta crisis para evitar daños mayores que puedan extenderse a la administración de justicia especialmente, ya que al final lo importante es fortalecer nuestro sistema de justicia y aplicar la ley de manera objetiva e imparcial.

(Por Julio Rivera Clavería)

Yo, en lo personal estoy convencido que la salida a esta crisis no está en las cortes del país, definitivamente es una crisis política diplomática y como tal tendrá que resolverse, Naciones Unidas y el ejecutivo tendrán que negociar y ponerse de acuerdo para encontrar una salida que provoque la menor cantidad de daños colaterales que puedan afectar la administración de justicia, la institucionalidad, la economía y el tejido social que está sumamente dividido y confrontado.

Aun con el fallo favorable por parte de la Corte de Constitucionalidad para que se quede en el país el Dr. Ivan Velásquez es prudente que NNUU revise de manera minuciosa, objetiva e imparcial, la conveniencia o no de la continuidad del comisionado a cargo de CICIG, porque de alguna manera el debilitamiento de la propia CICIG ya se ha dado, lo que podría afectar y disminuir su trabajo en el futuro cercano, al final será una decisión de mutuo acuerdo entre NNUU y el ejecutivo lo que permitiría o no tomar esta medida.

Así como es correcto que el antejuicio contra el Presidente Morales siga su curso, de todas formas este ya está planteado y se va a tener que resolver ya sea en las instancias políticas o en los tribunales respectivos, lo cual todavía está por verse, pero mientras todo ese proceso se cumple, él sigue siendo el Presidente del país.
Los guatemaltecos tenemos derecho a tener diferencias en este tema, y defender nuestros diferentes puntos de vista, con argumentos, con ideas, pero no con insultos o con afirmaciones que solo confrontan más a ambos bandos, pero lo que no se vale es que se estimule la confrontación, la provocación, o la violencia, el país está cansado de tanta violencia, no hay que echar leña al fuego, actuemos con responsabilidad.

Guatemala es un país indescifrable, en donde se entremezclan diversos intereses; en lo político, posiblemente se pretende dejar en puerta algún partido de los viejos para la próxima elección; en lo ideológico, algunos grupos contemplarían la posibilidad de asaltar posiciones en diversas instituciones porque son incapaces de ganar una elección; en lo económico, el desplome de la economía formal afecta a todos, pero le permitiría a algún un sector ganar mucho dinero ante esta crisis; y por ultimo las mafias, quienes pueden operar tranquilamente, porque el esfuerzo de la seguridad está concentrado en mantener el orden público, por lo tanto, cualquier crisis de la magnitud de la actual puede ser utilizada para afectar o beneficiar a algún sector en detrimento de otro y hoy lo que estamos viviendo, es precisamente eso, falta ver quienes se benefician de esta crisis y las consecuencias que nos dejará.

Ir a la barra de herramientas