Publicado en: Dom, Feb 5th, 2017

El Diputado Fernando Linares Beltranena y su visión de las personas con capacidades especiales

discapacidades

Sus palabras que dieron a entender que las personas con capacidades especiales son un gasto para el país son desafortunadas. Él afirma que expresó  que la ley a favor de los discapacitados es un gasto público. Una frase u otra explican  la visión que este diputado tiene de este sector de ciudadanos guatemaltecos.

(Por Luis Enrique Pérez Ramírez)

No creo que se le pueda comparar con Hitler que veía en las personas con capacidades especiales un obstáculo para llegar a su sueño de la pureza aria y tener a un hombre perfecto. Su solución fue la eutanasia y por eso comenzó con la operación T4 que significó, primero, la esterilización de miles de personas con “defectos” y luego siguió con muertes “compasivas”  de personas con algún defecto físico o psicológico que enturbiaban su visión de pureza aria. No, no creo que el diputado Linares Beltranena se le pueda igualar pero si se le parece en su visión funcionalista de este grupo de personas.

Esta visión funcionalista  es establecer que  solo aquellos que puedan moverse libremente están realmente integrados a la vida social y económica del país. El congresista piensa: estos no se mueven, no generan dinero, para que les vamos a dar. Una visión muy reducida, pues somos la misma sociedad la que ha puesto barreras a las personas con capacidades especiales. No les damos la oportunidad de  ni siquiera poder hacer un trámite en una institución del estado porque todo está creado para “gente normal” y creemos que deben ser solo depositarios de nuestra bondad sin darles las herramientas de valerse por si mismas y entonces generar lo que Fernando Linares Beltranena quiere: que no sean un gasto. De hecho no lo son, son más gasto los diputados que trabajan menos que la “gente normal”.

He visto personas con síndrome de down sirviendo en restaurantes de comida rápida y no solo es inspirador sino es un mensaje que con limitaciones, esa personas aportan a la sociedad. Si no se les da la posibilidad de desenvolverse dentro de nuestro círculo social es imposible que muestren el valor que tienen. ¡No los carguemos para subirlos carajo, démosles rampas para que lo puedan hacer!.

La visión del diputado, la verdad no preocupa porque es suya y se ve que es muy reducida y se le conoce por decir cada disparate que después quiere arreglar con una calcomanía. Sí es preocupante que esa visión la tenga el Congreso de la República. Ha trascendido que el partido oficialista FCN NACIÓN, retiró de la agenda de discusión la iniciativa de ley 5125 a favor de los discapacitados. A los congresistas, al parecer, no les interesa. Eso tiene un nombre: discriminación institucionalizada. Cuidado, porque eso es peor que tener a un diputado diciendo desfachateces que, si el Ministerio Público hace su trabajo, le debe costar, mínimo, la inmunidad.

Ir a la barra de herramientas