Publicado en: Vie, Abr 6th, 2018

El ex espía ruso Sergei Skripal deja de estar en estado crítico y mejora “rápidamente” tras el ataque con un agente nervioso

El ex espía ruso Sergei Skripal ya no se encuentra en estado crítico después de haber sido envenenado por un agente nervioso, informaron sus médicos este viernes.

El personal del Hospital del Distrito de Salisbury, en el sur de Inglaterra, dijo que Skripal está respondiendo bien al tratamiento y “mejorando rápidamente”.

Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, llevan hospitalizados más de un mes tras haber sido encontrados inconscientes en un banco de un centro comercial en Salisbury.

Habían sido envenenados con un agente nervioso tóxico llamado Novichok.

El incidente, por el cual Reino Unido acusa a Rusia, generó una disputa y la expulsión de cientos de diplomáticos.

Moscú ha negado toda participación y califica las acusaciones de “horribles e infundadas”

La Dra. Christine Blanshard, directora médica del hospital, recordó que así como el jueves había informado de la mejoría de Yulia, ahora quería agregar que Sergei estaba “respondiendo bien al tratamiento, mejorando rápidamente y ya no está en una condición crítica”.

Vasily NebenziaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl embajador de Moscú ante Naciones Unidas, Vasily Nebenzia, aseguró que el principal objetivo de Reino Unido había sido “desacreditar e incluso deslegitimar” a Rusia con “acusaciones infundadas”.

“Como la propia Yulia dice, su fortaleza aumenta día a día y puede esperar el día en que esté lo suficientemente bien como para abandonar el hospital. Cualquier especulación sobre cuándo será esa fecha es solo eso, especulación”, añadió.

“Jugar con fuego”

Rusia acusó el jueves a Reino Unido de inventar una “historia falsa” y de “jugar con fuego”, y advirtió que “lamentarán” sus acciones por el envenenamiento.

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador de Moscú ante Naciones Unidas, Vasily Nebenzia, aseguró que el principal objetivo de Reino Unido había sido “desacreditar e incluso deslegitimar” a Rusia con “acusaciones infundadas”.

Pero Rusia no logró los apoyos necesarios para su pedido de que se realice una investigación conjunta del ataque.

El ex agente doble fue encarcelado por espiar para el servicio de inteligencia británico, pero fue liberado como parte de un intercambio de espías entre Estados Unidos y Rusia en 2010, estaba siendo visitado por su hija Yulia cuando ocurrió el ataque el 4 de marzo.

Ir a la barra de herramientas