Publicado en: Lun, Feb 20th, 2017

“CRIMEN DE ESTADO. EL CASO PARLACEN” Y EL JUICIO DE CARLOS VIELMANN

Del otro lado del Atlántico se lleva a cabo un juicio que podría ser trascendental para nuestro país, puesto que el mismo podría cambiar para siempre la forma en la que, por años, han actuado en Guatemala gobiernos y grupos de poder, y podría ser fundamental para terminar con la impunidad rampante que reina en nuestro Estado. Es el caso del ex Ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, quien sirvió en el gobierno de Oscar Berger y está sindicado de supuestamente haber ordenado asesinatos extrajudiciales durante su mandato, en especial en los casos de la toma del centro penitenciario Pavón, y del Infiernito. Por estos casos, el director de la policía de ese momento, Erwin Sperisen, fue encontrado culpable y cumple cadena perpetua en Suiza.

Si esto llegase a repetirse en España, y Vielmann fuera encontrado culpable, lo expuesto en el libro “Crimen de Estado. El Caso Parlacen”, del periodista costarricense Lafitte Fernandez, tomaría una gran relevancia y sería digno de un análisis profundo, debido a que en él se expone, de una forma muy bien documentada, que la estructura de seguridad de esa época fue definida en las altas esferas del poder económico guatemalteco. Según Laffite Fernandez, de ahí salieron los nombramientos de estos funcionarios. Expone también que la “limpieza social” fue una política de Estado y que toda la estructura, comenzando por el Presidente de la República, estaban informados y daban su anuencia a lo que sucedía.

El libro se refiere a varios casos, especialmente al asesinato de los miembros del Parlamento Centroamericano. Todo lo relata Laffite Fernandez con gran detalle.

Repetimos, si la corte española llegara a encontrar culpable a Carlos Vielmann, el libro de Laffite Fernandez se convertiría en una denuncia digna de ser analizada por las autoridades de justicia de Guatemala, en cuyo caso, tanto la CICiG como el MP deberían desempolvar todas las pruebas, testimonios y procesos que dieron lugar a estos juicios, y perseguir a los demás implicados y estructuras.

En Guatemala es fundamental el imperio de la ley y que no sigamos aceptando que la vida de cualquier ser humano esté a merced y voluntad de cualquier persona con poder, dinero o un arma, haciendo caso omiso de la Ley y la Justicia.

Ir a la barra de herramientas