Publicado en: Mie, Feb 7th, 2018

El nuevo deporte de los guatemaltecos: Iván se va….Iván se queda

 

Los guatemaltecos, los que están bien, se han dado a la tarea de luchar por Iván Velasquez. Grupos a favor y en contra se enfrentan encarnizadamente por el colombiano Ivan Velásquez cuya figura ha polarizado a la sociedad guatemalteca, como quizá, nunca había estado y nunca nadie lo había hecho. 

(Por Luis Pe)

Los guatemaltecos no están indignados con los resultados de matemática y lectura que obtuvieron los estudiantes, tanto de institutos como de colegios, los cuales, son precarios: 9 de cada 10 calificaron como insatisfactorios en Mate y en lectura solo 3 de 10 lograron pasar la prueba. No hay indignación porque las extorsionistas han asesinado a varios recolectores de basura, distribuidores de agua Salvadidas y de celulares Movistar.  Tampoco les molesta que el Gobierno le dio 500 millones de quetzales a Joviel y no se sabe de donde saldrán esos recursos. Esos problemas se quedan pequeños porque están mas ocupados en lograr que Iván se quede o se vaya.

En medio de esta lucha, el crimen organizado puede sacar provecho, grupos que les encanta la ingobernabilidad deben estar frotándose las manos pues saben que algo pueden sacar de esto. Los funcionarios que no cumplen con su deber están felices pues no les ponen atención a sus incompetencias. Los medios de Comunicación están alegres porque ese tema les da raiting. Las organizaciones sociales están contentas porque si están a favor de Iván, recibirán recursos a manos llenas y si están en contra también obtendrán su tajada.

Nunca se ha visto al país volcarse a las calles para protestar en contra de la violencia o la mala educación que la mayoría recibe, pero ¿por qué?: porque los que juegan ese nuevo deporte están bien. En la escalera,  se encuentran, si no al final de esta, en el medio, o no les hace falta o viven de eso. Todos, tanto los de un bando como del otro, se ponen la camiseta de “por Guatemala”, pero la verdad es que son solo pretextos. La corrupción se acaba aquí cuando a los niños les enseñemos a no quedarse con los vueltos o no copiar en un examen, no porque se llenen las cárceles. No es que no sirva,  pero esa no es la solución perfecta. Hay gente que quiere que Iván sea eterno y otros que sea consumido en un instante. Es increíble que para algunos sea un redentor y para otros el anticristo…..¿todo por un extranjero?. La verdad…. estamos mal.

Ir a la barra de herramientas