Publicado en: Lun, Oct 1st, 2018

Fallo de La Haya por la salida al mar: el fuerte contraste con el que Bolivia y Chile esperaban la histórica decisión

En La Paz, frente a la flamante “Casa grande del pueblo” desde la que gobierna Evo Morales, está colgada una gigantografía en la que se lee #MarParaLosPueblos.

El presidente boliviano abordó temprano su avión este sábado para dirigirse a La Haya, en Holanda, el lugar donde los jueces de la Corte Internacional de Justicia dieron este lunes su fallo definitivo e inapelable a la demanda marítima que Bolivia interpuso contra Chile.

La Paz esperaba que esta instancia internacional declarara que Santiago está “obligado” a solucionar su reclamo de obtener una salida soberana al mar, algo que finalmente fue rechazado en La Haya

Por ello, en territorio boliviano la expectativa era muy alta.

La bandera marítima colgada hondeando en la "Casa grande del pueblo"
Image captionLa insignia indígena denominada wiphala, y diez estrellas, es la llamada “bandera de la reivindicación marítima” de Bolivia.

En suelo chileno se vía la otra cara de la moneda.

Ni siquiera el canciller de ese país, Roberto Ampuero, asistió a la lectura del fallo.

Por decisión del presidente, Sebastián Piñera, el jefe de la delegación de Chile en La Haya fue el agente de la demanda, Claudio Grossman.

Por el lado boliviano no solo fue Evo Morales: lo acompañaron congresistas e, incluso, dos expresidentes que son sus rivales políticos.

Bolivia y Chile

La Paz embanderada

Un pabellón azul con la insignia indígena denominada wiphala y diez estrellas es la llamada “bandera de la reivindicación marítima” de Bolivia.

Las diez estrellas representan a los nueve departamentos y al litoral que el país reclama usurpado.

Caminando de extremo a extremo por las calles de La Paz, te encuentras con la bandera en la gran mayoría de los edificios públicos.

Lo mismo sucede en otras capitales bolivianas, donde la expectativa se puede percibir.

Mujer al lado de valla que dice #MarParaLosPueblos
Image captionEs casi imposible encontrar a alguien que no apoye la demanda en La Haya.

Jericó Apaza se encuentra de visita en La Paz, él llegó de Cochabamba, la tercera ciudad del país.

El joven, quien se toma fotos junto a sus amigos en la plaza principal de la ciudad, afirma que en Bolivia es casi imposible encontrar a alguien que no apoye la demanda en La Haya.

Indica que recuperar una salida al mar significará un gran impulso económico y la mejora en la calidad de vida de muchos.

Saúl Quispe, por su parte, afirma que el apoyo masivo a la demanda se debe a que Bolivia esperó “demasiados años por la buena voluntad de Chile”.

El hombre, quien comparte helados con su hija, indicó que en Bolivia el optimismo “es muy fuerte”. “Va a ser histórico”, añade.

La forma en la que el país recibirá el veredicto parece confirmar sus palabras.

Decenas de vigilias con pantallas gigantes se organizan en este país.

Se anunció una enorme concentración popular el martes en La Paz, un día después de la lectura del fallo, en un acto que contará con la presencia de Evo Morales.

Un analista boliviano y otro chileno consultados por BBC Mundo coinciden en que el escenario “menos probable” es que el fallo favorezca a Chile. Por eso, pareciera que Bolivia se prepara con entusiasmo para el lunes.

Evo Morales y Sebastián PiñeraDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl fallo de la Corte Internacional de Justicia se leerá en horario matinal tanto para Chile como para Bolivia.

Santiago en calma y Piñera en Antofagasta

El fallo de La Haya se espera bajo la mirada atenta, pero distante, de las autoridades chilenas.

El presidente, Sebastián Piñera, conocerá el fallo en la ciudad capital de Santiago. Lo mismo hará el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero.

No hay triunfalismo en Chile, sino más bien cautela y la reiterada advertencia de que Bolivia presentará cualquier decisión de los jueces como un triunfo para su causa.

Por ello es que en las calles de Santiago las horas previas se viven en tranquilidad y con normalidad.

El veredicto es tema de discusión entre expertos y objeto de análisis permanente en los noticieros, pero no pasa nada en las calles.

Solo en la ciudad norteña de Antofagasta se ha creado un clima de mayor expectación pública, con el llamado de las autoridades municipales a embanderar la ciudad y la instalación de una pantalla gigante para seguir el veredicto.

La pantalla gigante será instalada en el muelle histórico de la ciudad, capital de la región donde la comunidad boliviana residente se estima en poco más de 38%.

Precisamente en Antofagasta, Piñera hizo este sábado su declaración más fuerte frente a las demandas de Bolivia.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dando un discurso rodeado de personas.Derechos de autor de la imagenPRESIDENCIA DE CHILE
Image caption“Nuestro país cumple y hace cumplir los tratados, como el firmado en 1904”, aseguró Piñera en Antofagasta.

El mandatario, su esposa Cecilia Morel y su comitiva se detuvieron en la ciudad en su camino de regreso desde Estados Unidos.

Piñera aseguró en Antofagasta que la ciudad “ha sido, es y seguirá siendo chilena”. Dijo que la posición de Chile es “tener las mejores relaciones con los vecinos”.

“Nuestro país cumple y hace cumplir los tratados, como el firmado en 1904”, aseguró.

El mandatario hizo también una referencia a los resguardos militares y policiales en la región norteña, señalando a Bolivia como “uno de los principales países productores de coca en el mundo”.

“En muchas ocasiones ellos usan nuestros puertos o aeropuertos como mecanismos de tráfico y por eso tenemos estas medidas”, indicó.

El mundo político chileno, fuertemente dividido en torno a otros temas de agenda interna como la propuesta de reforma tributaria, ha entregado señales de unidad frente a las aspiraciones de su país vecino, y coincide en plantearlas como funcionales a los intereses políticos y comunicacionales de Evo Morales.

Por lo mismo, los distintos actores políticos, y particularmente la Cancillería chilena, han optado por responder con más fuerza en las últimas semanas a los emplazamientos de Bolivia en esta materia.

El fallo de la Corte Internacional de Justicia se leerá en horario matinal tanto para Chile como para Bolivia.

Después de conocido se sabrá también si este contraste en las expectativas existente durante estos días se mantiene.

Ir a la barra de herramientas