Publicado en: Mie, Feb 15th, 2017

FRANCA INSEGURIDAD, ZOZOBRA Y PESADEZ EN EL AMBIENTE

Varias cosas han venido sucediendo en los últimos días, que han colocado una neblina de desasosiego sobre el país. Por un lado, el golpe que se le dio al Presidente de la República, al poner bajo prisión preventiva a su hermano y a su hijo. Luego, el inusual cateo en las oficinas de López Villatoro (el Rey del Tenis), unos días antes de la elección en el Colegio de Abogados. Por otra parte, ayer – el día antes de que se iniciara la discusión a las reformas constitucionales del sector justicia – se llevó a cabo un cateo en el Congreso.

Otro aspecto que contribuye al ambiente de confusión de estos días, es el ataque despiadado llevado a cabo por parte de las fuerzas ultraconservadoras en contra del Comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, quien declaró que esto venía de “estructuras criminales” y mostró su extrañeza porque “no hay ninguna voz oficial que condene esta campaña de desprestigio”.

Sumado a todo esto, se ha dado una serie de hechos violentos que afectaron a ciudadanos, pilotos de autobuses y taxis, y asesinatos horripilantes como el de los niños que fueron encontrados entre costales. Si recordamos que desde hace unos días se empezó el proceso de reducción de los patrullajes que el Ejército realizaba en apoyo a la Policía Nacional Civil, quizá podríamos inferir que desde que el mismo se empezó a implementar, hubo un aumento en los ataques y crímenes que están provocando angustia entre los guatemaltecos.

La pregunta lógica sería: ¿los hechos mencionados son aislados o son parte de una coordinación que tiene un epicentro común? Si la respuesta fuera la segunda, evidentemente estaríamos frente a un claro sistema de desestabilización. Entonces valdría preguntar, ¿quién lo promueve y hacia dónde quieren llegar?

 

Ir a la barra de herramientas