Publicado en: Mie, Dic 3rd, 2014

ME GUSTA CALLE 13

                                           Residente calle 13 dijo cantando lo que decimos todos los días

Miguel Ángel Sandoval

 Sin duda, Calle 13 se ha convertido en uno de los grupos representativos de la música popular actual  y de las demandas sociales más importantes del continente. De ello hay datos que hablan por sí mismos. Pero sobre todo, que deja mucho que desear de otros artistas y músicos que no se animan a transitar por la ruta que Calle 13 está abriendo y que retoma lo que hizo antes Rubén Blades o  los Guaraguao o la nueva trova. Pero en este caso con un plus.

Se saben posicionar con los temas políticamente más complejos y le hablan a un auditorio masivo, comprometido, que espera de Calle 13 mucho más de lo que puede, que ya es bastante. Unos ejemplos ayudan a entender el fenómeno de Residente Calle 13. En Santo Domingo, Republica Dominicana, apoyaron la demanda de hacer de Loma Miranda un parque nacional y de esa forma, impedir que se convierta en un socavón de las mineras. Se unieron así al clamor popular dominicano, que en su momento otro consagrado no supo o no quiso hacer.

En México, se han sumado a la exigencia nacional por la vida de los estudiantes de Ayotzinapa y con ello el perfil de esa lucha absolutamente legitima, tiene de parte de estas estrellas de la música popular un apoyo de primer nivel. Justo es decir que se trata de un clamor nacional de los mexicanos y mexicanas. De la misma manera que en Santo Domingo, Loma Miranda expresa un clamor nacional por el respeto de los recursos naturales.

En Guatemala, el sábado 29 de noviembre, en el estadio del ejército, que en verdad  debería cambiársele nombre, Residente Calle 13 salió al escenario con una playera con la inscripción “SI HUBO GENOCIDIO”, para el disgusto de algunos que piensan que los artistas solo deben cantar al soberano como antes los bufones al rey.  Aún mas, expreso lo que muchos artistas guatemaltecos han dicho y otros deberían de decirlo.

Parecería entonces que los músicos pueden tener opinión sobre los temas más complicados de los países a los cuales visitan, pues representan algo más que ritmos y  canciones.  Creo que sería un momento para que los grupos de artistas guatemaltecos, con una tendencia marcada a expresiones auto referenciales, al ver expresiones como las de Calle 13 valoren el hecho que la calidad musical puede estar vinculada a las causas sociales más legitimas. Y que no se pierde calidad por tener una posición ligada a las causas de las mayorías.

Espero que ahora los neoliberales o liberales que canturrean las rolas de Calle 13, le pongan de letra al ritmo pegajoso, si hubo genocidio, si hubo genocidio, si hubo genocidio….

Ir a la barra de herramientas