Publicado en: Vie, Ago 3rd, 2018

Hilos tensores: técnica para rejuvenecer sin pasar por quirófano

 

Una vez que llega este problema, lo habitual es que la primera solución que venga a nuestras mentes sea la de pasar por el quirófano, pero aquí llegan las buenas noticias. La técnica de los hilos tensores lleva varios años en el mercado y se presenta como una de las más revolucionarias. En cuanto a técnica de rejuvenecimiento, es perfecta y hay que decir que lo más beneficioso es aplicarlos en pieles no muy maduras. ¿Lo mejor? Que no hay que pasar por el quirófano y no es necesario anestesia, o como mucho una pequeña anestesia local a pesar de que no suele acarrear ningún tipo de dolor. “Los hilos se colocan a nivel dérmico mediante una aguja muy fina. Una vez posicionado el hilo, la aguja se retira y el hilo queda fijado en la zona deseada. Los hilos mágicos no precisan anclaje ni sutura, por lo que su colocación es rápida. Además, no se notan a la vista ni al tacto”. En 30 minutos estarán listas.
Lo interesante de esta nueva técnica es que su objetivo no es solo tensar la zona tratada, sino también estimular la producción de colágeno, compañero indispensable de la firmeza de la piel. Así, su efecto inmediato es el del lifting, aunque después de 3 meses de su implantación es cuando se consigue el efecto que el cliente desea. Los hilos se reabsorberán en aproximadamente 8 meses, por lo que será necesario volver a colocarlos si los efectos han sido los deseados.

Por supuesto que su aplicación puede combinarse con otras técnicas de rejuvenecimiento que hará del paso de los años algo un poco más llevadero.

Fuente Revista Siempre Mujer
Ir a la barra de herramientas