Publicado en: Mar, Ene 9th, 2018

Juegos para la primera fiesta del bebé

image-73401

Una parte importante de las fiestas de cumpleaños infantiles son los juegos, y la celebración del primer añito de tu hijo no es la excepción. A diferencia de lo que sucede cuando los niños son mayorcitos, los juegos para los bebés requieren de la atención y participación activa de los adultos. Recuerda que los bebés deben ser monitoreados continuamente para evitar accidentes. Estas son un par de ideas sencillas de juegos para la celebración del primer cumpleaños de tu bebé que tanto adultos como niños pueden poner en práctica. 

Burbujas

Pocas cosas producen tanto placer en un bebé como ver cientos de burbujas flotando a su alrededor. Desde las burbujas más pequeñas (las típicas de tarifo con jabón y palito) hasta las máquinas que producen cientos de burbujas por minuto, hasta las que sacan burbujas enormes. Coloca los niños sentaditos en fila y a divertirse. Para los adultos, puedes agregar el elemento competitivo de ver quién logra hacer las burbujas más grandes e incluso, ofrecer un premio.

Cajas

Siguiendo el mismo patrón, los bebés pueden entretenerse con las cosas más simples. Un par de cajas de distintos tamaños (de zapatos, cajas de juguetes, cajas de mudanza, etc.) es todo lo que se necesita. Jugar a las escondidas, meter y sacar juguetes de las cajas y hasta abrir y cerrar cajas que tienen “sorpresas” adentro puede ser muy divertido. Los adultos pueden agregar diversión extra pintando las cajas o construyendo túneles y carros con ellas.

Marionetas

Una mesa cubierta con un mantel o una tela larga sirve como escenario para que un par de adultos se inventen una historia con marionetas (o animales) de peluche. No tiene que ser nada muy complejo, lo importante es hacer sonidos interesantes, mover los muñecos y por qué no, ¡hasta agregar un poco de música! Los demás adultos pueden sentarse entre “la audiencia” y animar a los niños con la historia.

Aplausos

Organiza un círculo interno con los bebés y uno externo con los adultos. Por turnos, cada adulto anima a los niños a seguir el ritmo de una canción con sus palmas, tocar distintas partes de su cara y cuerpo, o simplemente aplaudir, cosa que la mayoría de los bebés logran bastante bien, pasado el primer año.

fuente Por:

 

Foto: Photodisc
Ir a la barra de herramientas