Publicado en: Jue, Ago 2nd, 2018

La curiosa protesta de miles de niños y adolescentes de Bangladesh que mantiene colapsada una de las mayores ciudades del mundo

Escuelas cerradas en todo el país, tráfico paralizado y protestas masivas en una de las mayores ciudades del mundo. ¿Los causantes? Adolescentes de entre 12 y 19 años.

Decenas de miles de estudiantes en Dacca han tomado las calles de la capital de Bangladesh, con más de 15 millones de habitantes, en protesta por la muerte de dos de sus compañeros el pasado domingo. Fueron arrollados por dos buses que estaban a la carrera en el centro de la ciudad.

Los accidentes de tráfico son comunes en Bangladesh, donde el sector del transporte no está regulado y es señalado como corrupto.

También son habituales las protestas de estudiantes por el atropello de menores. Generalmente la reacción suele ser que unos cuantos jóvenes salen a la calle para destrozar, incendiar vehículos y mobiliario urbano.

Esta vez, la noticia de la trágica muerte se extendió por las redes sociales y comenzaron los altercados habituales en las calles.

Pero después, los estudiantes cambiaron de estrategia.

Guardias de tráfico improvisados

Dejaron de lado la violencia para reclamar justicia, y lo hicieron paralizando el tráfico y exigiendo a los conductores que intentaban hacerse camino por las principales arterias de la ciudad que le enseñaran la documentación: licencia de conducir y papeles del carro.

Quien no tiene estos papeles en regla, no pasa entre las barreras humanas que forman los jóvenes de entre 12 y 19 años en su mayoría.

Adolescentes deteniendo en tráfico en Daca.Derechos de autor de la imagenBBC AHARAR HOSSAIN
Image captionLos protestantes impiden el paso de los vehículos hasta que comprueban que tienen la documentación en regla.

Así llevan desde el lunes en una protesta que no tiene precedentes en el país y que ha sumido a la capital en un caos donde, si no hay estudiantes provocando largas colas de vehículos, las vías alternativas están completamente congestionadas.

Hay reportes de que muchos trabajadores en Dacca tienen que caminar hasta seis kilómetros para llegar a su puesto de trabajo. El transporte público es prácticamente inexistente, aseguran personas que viven en la ciudad.

El gobierno se ha visto obligado a cerrar las escuelas de todo el país en un intento de mantener a los estudiantes en sus casas y rebajar el clima de la protesta que ha comenzado a extenderse a otras ciudades del país, aunque en menor medida. También ha pedido a los estudiantes que abandonen la movilización.

Pero este mismo jueves una gran manifestación volvió a recorrer las calles de Dacca pidiendo justicia y una mayor regulación del sector del transporte.

Grupo de estudiantes bajo la lluvia en una manifestación en la capital de Bangladesh, Daca.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl gobierno ha pedido a los estudiantes que abandonen la protesta pero este mismo jueves han desafiado a la lluvia de la capital para salir en una nueva marcha pidiendo justicia por la muerte de sus compañeros.

La policía bengalí, que suele reprimir este tipo sublevaciones con cañones de agua y balas de goma, apenas está actuando contra los manifestantes porque se trata de menores en su mayoría.

Carreras de buses

Dacca, al igual que otras muchas ciudades en Bangladesh, sufre de un tráfico muy intenso con muchos vehículos privados que no cuentan con la documentación necesaria y el gobierno no destina suficientes medios para controlar la seguridad vial.

Un 83% de las muertos por accidente de tráfico en la capital son peatones arrollados por un vehículo de motor, de acuerdo con cifras del gobierno de la capital del año 2015.

Estudiantes y policía en Daca.Derechos de autor de la imagenBBC AHARAR HOSSAIN
Image captionLa policía se está mostrando tolerante con la protesta porque la protagonizan mejores.

El sector del transporte está muy masificado y hay mucha competencia. Por eso es común que los conductores de autobuses protagonicen carreras entre ellos, afanándose en conseguir el máximo número de pasajeros posible para obtener un mayor beneficio durante la jornada laboral.

Ahora, tras más de cuatro días consecutivos de protestas paralizando al principal centro económico del país, muchos se preguntan cuánto tiempo podrá mantenerse esta situación y si realmente habrá un cambio en la política del gobierno.

Ir a la barra de herramientas