Publicado en: Lun, Mar 5th, 2018

La devastadora acusación que pone en entredicho la carrera de Bradley Wiggins, el británico con más medallas olímpicas y ganador del Tour de Francia

El deporte británico amaneció conmocionado por la noticia que dos de sus máximos exponentes, tanto a nivel individual como por equipos, habían “cruzado una línea ética” sobre el uso de sustancias dopantes.

Bradley Wiggins, el atleta con más medallas olímpicas en la historia de Reino Unido y primero en ganar el Tour de Francia, y el equipo Sky, precursor de los mayores éxitos del ciclismo británico en la última década, fueron acusados en un informe de haber aprovechado los permisos que autoriza el código mundial antidopaje para el uso de sustancias prohibidas con fines terapéuticos con el único objetivo de mejorar el rendimiento.

Dave Brailsford y Bradley WigginsDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionBradley Wiggins (izquierda) ganó el Tourde Francia de 2012 con el equipo Sky, dirigido por Dave Brailsford.

Esa fue la conclusión a la que llegó un comité del departamento Digital, Cultura, Medios y Deporte del gobierno británico tras investigar las revelaciones publicadas en 2016 sobre el consumo de Wiggins de la sustancia triamcinolona antes de su participación en el Tour de 2011 y 2012, que fue el que ganó, y del Giro de Italia de 2013.

“Hubo sustancias que fueron utilizadas por el equipo Sky —al que pertenecía Wiggins—, en el marco permitido por el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje, para mejorar el rendimiento de sus ciclistas y no solamente por la necesidad de un tratamiento médico”, resaltó el comité, que admitió no estar “en posición” de establecer el contenido de un paquete entregado a Wiggins durante su participación en la prueba Critérium del Dauphiné de 2011.

Pero añadió que no había una “evidencia confiable” que respaldara la posición del equipo Sky que el paquete contenía un descongestionante legal.

Rechazo categóricamente la acusación que una sustancia fue utilizada sin una justificación médica”

Bradley Wiggins

El ciclista arguye en su defensa que contaba con los permisos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y rechaza categóricamente “la acusación que una sustancia fue utilizada sin una justificación médica”.

“Encuentro que es muy triste que se hacen acusaciones, donde la gente es acusada de cosas que nunca ha hecho, que se consideran como hechos”, expresó en un comunicado el Wiggins.

¿Qué son las exenciones de uso terapéutico?

Una exención permite a un atleta, por razones médicas, tomar una sustancia prescrita o tener un tratamiento que de otra manera resulte prohibido. Los atletas deben ponerse en contacto con su organismo nacional para solicitarla. Hay criterios estrictos para que uno se conceda:

  1. El atleta sufriría problemas de salud significativos sin tomar la sustancia.
  2. No mejorará significativamente su rendimiento.
  3. No hay ninguna alternativa terapéutica razonable a su uso.
  4. La necesidad de utilizarlo no se debe a un uso previo sin una autorización.

La agencia antidopaje de Reino Unido cerró en noviembre un proceso contra el equipo Sky y Wiggins al considerar que no podía establecer si el ciclista había recibido en verdad el descongestionante o, como se sospecha, trimacinolona, cuyo uso está prohibido en competencia.

La trimacinolona es un corticosteroide que se utiliza para tratar alergias y problemas respiratorios, razón por la que Wiggins, quien padece de asma, solicitó la Autorización para Uso Terapéutico (TUE, por sus siglas en inglés) antes de su participación en las principales pruebas del calendario entre 2011 y 2013.

Chris FroomeDerechos de autor de la imagenEPA
Image captionEl también británico Chris Froome, del equipo Sky, está siendo investigado al haber registrado más del doble de los permitido por una sustancia contra el asma.

Si bien el informe establece que el caso de Wiggins “no constituye una violación al código de la AMA”, señala que “cruza una línea ética” que dice defender el equipo Sky y su fundador Dave Brailsford, a quien se pide “asuma la responsabilidad por estos fallos”.

Incluso un antiguo entrenador del equipo Sky y de la Federación Británica de Ciclismo, Shane Sutton, declaró ante el comité que lo que “Brad hacia puede que haya sido poco ético, pero no contra las reglas”.

El equipo SKY, al que también pertenece Chris Froome, investigado tras haber dado el doble de lo permitido por un medicamento contra el asma, “rechazó tajantemente las serias acusaciones que el medicamento fue utilizado para mejorar el rendimiento”.

Muchas dudas

El comité formado por parlamentarios británicos también menciona en el informe “Combatiendo el dopaje en el deporte” que Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo y arquitecto de las Olimpiadas de Londres 2012, dio “respuestas confusas” en relación a su conocimientos de las acusaciones de dopaje en Rusia.

Wiggins formó parte del equipo británico de persecución individual en Río 2016.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionWiggins formó parte del equipo británico de persecución individual en las Olimpiadas de Río 2016.

Asimismo el comité expresó su “consternación” al saber que el cuatro veces campeón olímpico, Mo Farah, recibió una inyección de un suplemento legal antes del maratón de Londres de 2014 que no aparece en sus informes médicos.

Pero son las acusaciones contra Wiggins y el equipo Sky, que surgieron como consecuencia del éxito del ciclismo británico en mundiales y olimpiadas, las que generan “muchas preguntas que tendrán que ser respondidas en los próximos días y años”, según comentó el editor de deportes de la BBC, Dan Roan.

La transformación del ciclismo británico

25

medallas de oro obtenidas en los últimos cinco Juegos Olímpicos (2000-2016)

5

Tour de Francia ganados entre 2012 y 2017 (Wiggins: 1. Froome: 4)

  • 8 medallas de oro olímpicas ganadas a lo largo de 100 años y 23 olimpiadas (1896-1996)
  • 0 victorias en alguna de las tres grandes pruebas de ciclismo antes de 2012 (Tour, Giro de Italia, Vuelta de España)

Roan enumeró en un artículo titulado “Un impacto devastador para algunos de los nombres más importantes del deporte británico” una serie de detalles de conocimiento general que toman un matiz diferente tras la publicación del informe:

  • La ausencia de referencia al asma de Wiggins en su autobiografía en 2012.
  • El momento de las exenciones médicas, justo antes de carreras importantes.
  • La admisión de Sutton en un documental de la BBC que el equipo Sky utilizaba la exenciones para “encontrar las ganancias”.
  • Las inconsistencias e imprecisiones de las primeras explicaciones del equipo Sky sobre el paquete entregado a Wiggins.
  • La ausencia de registros médicos en un equipo que se vanagloria de su atención al detalle.
  • La ausencia por enfermedad del doctor Richard Freeman, antiguo jefe médico del Sky, y el aparente robo de su ordenador personal cuando estaba de vacaciones en Grecia, donde se supone estaba la información.
  • El ” caótico” estado del depósito médico de la Federación de Ciclismo Británica, que comparte con el equipo Sky, que entorpeció la investigación.
  • Los misteriosos parches de testosterona, que no han sido explicados, que fueron entregados al velódromo nacional en 2011.
  • Las entrevistas exclusivas de la BBC a dos excorredores del Sky, Josh Edmondson y Jonathan Tiernan-Locke, quienes hablaron del poco ético uso delpolémico analgésico Tramadol cuando formaban parte del equipo.

Roan reflexiona sobre el hecho que durante años se ha dicho que el éxito del deporte británico, que ha convertido a Reino Unido en una de las potencias del mundo, se ha debido a un exhaustiva preparación, inteligente inversión y talento natural.

Pero es evidente que con este informe sirve de recordatorio “que cuando se trata de la lucha por un deporte limpio, Reino Unido también está lejos de ser perfecto”

Ir a la barra de herramientas