Publicado en: Mar, Mar 6th, 2018

Los beneficios de una buena ducha

ducha

El agua es fuente de vida. Una buena ducha al despertar aporta energía y fuerzas para empezar bien la mañana y poder realizar con ganas las actividades diarias. Y es que tomar una buena ducha es imprescindible, no sólo para el organismo de forma interna, sino que externamente también aporta infinidad de beneficios.

La temperatura del agua es clave. La dermatóloga de Clínica Alemana, María Soledad Aspillaga, explica que ningún extremo es bueno. Una ducha caliente ayuda a dilatar los poros y además a aumentar el flujo sanguíneo, por tanto mejora la circulación, pero “no es recomendable para las personas que tienen la piel seca e irritable, ya que el agua caliente logra sacar las capas de grasa propias de la piel y entonces la reseca más” cuenta la especialista.

Tampoco es conveniente para pieles con rosacia o con venitas dilatadas ya que, según explica María Soledad, “hace que produzca más vasos de dilatación”.

Si no tienes la piel seca, un baño con agua caliente puede lograr el efecto de sauna que ayudará a eliminar las toxinas que están en el organismo, pero siempre hay que tener cuidado y no abusar tanto de las temperaturas altas.

Una buena ducha fría

En el caso de duchas con agua fría, puede ser muy beneficioso para el cuerpo pero hay que cuidarse de los cambios muy bruscos de agua caliente a agua fría, porque pueden someter al corazón a un esfuerzo excesivo. Además la especialista explica que “el agua fría podría producir problemas de circulación por lo que en una piel sana es recomendable solo de vez en cuando”.

Lo ideal es darse un ducha con agua templada y al final ir bajando la temperatura hasta terminar con agua fría.

Algunos de los beneficios son:

  • El agua fría hidrata mejor la piel y el pelo.
  • Aumenta la energía y reduce el estrés. Después de una ducha fría, el cuerpo se carga de energía.
  • Endurece y tonifica la piel por lo que es ideal para pieles con celulitis o flacidez.

Fuente Por: Bárbara Martínez Ezquerro -Mujer la tercera

Ir a la barra de herramientas