Publicado en: Jue, Mar 8th, 2018

Los padres las metieron, el Estado no les abrió

Hace una año, 41 niñas morían en medio de las llamas, otras 15 resultaban heridas. Los gritos para que les abrieran eran desesperados, el Estado no les abrió las puertas, pero quien las metió allí fueron los propios papás. 

(Por Luis Pe./opinionluispe@gmail.com)

Una de las sobrevivientes tiene pesadillas de ese día. De hecho, tiene alucinaciones despierta. Vive ese momento infernal una vez más. Otra de las niñas dice que prefiere estar muerta y no quemada en el 80 por ciento de su cuerpo.   Otra víctima estuvo en coma tres meses. Cuando despertó no se recordaba lo que sucedió, pero las marcas en su cuerpo le decían la terrible realidad. Quiere a sus papás, pero estos le habían hecho esas mismas heridas en el alma.

Esas niñas llegaron al Hogar porque los papás fueron unos irresponsables. Solo tuvieron el valor para traerlas al mundo pero no tuvieron la valentía para llevarlas por el buen camino. Una de las pequeñas llegó porque la mamá se buscó un novio y este no la quería. La madre, por hacerle caso al tipo, la llevó ante un juez y le dijo que no podía mantenerla. Ella mismo pidió que su hija se fuera al hogar seguro Virgen de la Asunción. Otra de las niñas sufría abuso de su propio padre. Terminó en el mismo lugar. Los papás las metieron allí. Ellos fueron las que las encerraron, se deshicieron de ellas bajo el argumento que eran rebeldes, pero la verdad es que no supieron criarlas y lo mas fácil era dejársela a otro: Un Estado fallido.

El Estado, en lugar de intentar rescatarlas, las vio vulnerables y se aprovecho de eso. Algunos guardias tuvieron sexo con ellas, les pegaron y hasta las prostituyeron. El Estado las remaltrató, es decir, venían maltratadas por los papás y sobre eso las volvieron a maltratar. La política de protección de la niñez en este país solo está en un papel que ni siquiera sirve para limpiarse.

Hoy se buscan culpables. Quisieron meter al Presidente Morales a la cárcel. Dos diputados interpusieron una denuncia en su contra argumentado que en orden jerárquico el estaba al frente de la Secretaría de Bienestar Social. Y sí, él es responsable por no respetar los derechos de los niños, niñas y adolescentes, pero ¿y los papás?, ¿por que no los denuncian porque ellos maltrataron a sus hijos y no los supieron corregir?.

Necesitamos políticas públicas, instituciones fortalecidas, leyes adecuadas para los menores, todo lo que quieran, pero sobre todo necesitamos familias. Necesitamos que como padres nos hagamos cargo, no podemos dejar a nuestros hijos e hijas en manos de un Estado que no funciona. Necesitamos, antes que todo lo legar, ser padres responsables y no hay ni lo uno ni lo otro. Recuerden a las 56 niñas, los papás las metieron y el Estado no les abrió.

 

Ir a la barra de herramientas