Publicado en: Lun, Sep 15th, 2014

Ministro del Interior de Guatemala destaca detección de laboratorio para elaborar cocaína

Guatemala, 15 sep (AGN).- El ministro del Interior de Guatemala, Mauricio López Bonilla destacó ayer el descubrimiento y destrucción de un laboratorio clandestino para la elaboración de cocaína, lo que permite adaptarse para frenar los nuevos métodos de producción de narcóticos utilizados en el país.
“Encontramos equipo industrial para la fase final de la producción de cocaína, para nosotros esta evidencia es nueva y nos abre los ojos de las nuevas estrategias para detectar más laboratorios de esta clase”, dijo el jefe de Gobernación.
El ministro se refirió al tema luego de participar en el Te Deum en Catedral Metropolitana ubicada en el Centro Histórico de la capital guatemalteca, con motivo del aniversario 193 de la Independencia. bac11bc449861d66f5fbb73031760d6b_L
“Por primera vez encontramos un laboratorio con estas características…pudo haber operado durante varios meses con una capacidad industrial de producción, no es algo improvisado”, mencionó.
López Bonilla explicó que ahora deben investigar a qué grupo de narcotraficantes pertenecía esa estructura y la relación que podría tener con otros.
Detalló que con anterioridad se ubicaron laboratorios para producción de estupefacientes sintéticos y su mercado es únicamente local, según el funcionario con este descubrimiento su orientación podría ser hacia el sur de México.
El Ministerio Público y la Policía Nacional Civil localizaron ayer en Suchitepéquez al suroccidente de Guatemala un recinto presuntamente para la elaboración de cocaína.
El narcolaboratorio fue ubicado en la aldea El Silencio en Suchitepéquez durante un operativo en el que participaron agentes de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcotica (SGAIA), Ejército de Guatemala y Ministerio Público.
Las autoridades policiales decomisaron 52 toneles con precursores químicos, 22 canecas con sustancias similares, aunque sin determinar el tipo, y también 7 bolsas con polvo blanco, presuntamente 3,7 kilos de cocaína.
Además incautaron nueve radio transmisores, cuatro pesas pequeñas, 10 rollos de plástico para embalaje, cinco extintores, tres licuadoras, 11 microondas y un secador.
Ir a la barra de herramientas