Publicado en: Sab, Feb 20th, 2016

NI CORRUPTO NI LADRÓN – Por Roberto Guillermo Medina Barrientos

No ha tenido que correr mucho el tiempo para que quede al desnudo que el presidente Jimmy Morales, es uno más de tantos políticos que escupen falacias en época electoral, “NI CORRUPTO NI LADRÓN”, lleno de la verborrea al más digno estilo de los falsos predicadores que pululan por las calles de esta tierra.

Hoy sale a luz la verdadera esencia de este personaje que saltó de las pantallas de televisión a la administración pública, para demostrarnos que usa las mismas vestimentas de los que practican la vieja política, que hacen de esta profesión mitómana una ciencia que los agrupa para saquear a los pueblos ignorantes, a los pueblos que hacen de la dignidad ciudadana una sencilla transacción económica.

Personaje que surgió acompañado de las más recalcitrantes hordas criminales militares, inicio su período presidencial sin dejar claro su patrimonio económico, empezando a desviar la justicia a través del manto de impunidad que viste al militar retirado Justino Ovalle, aceptando diputados tránsfugas con la excusa que se unieron para fortalecer el proyecto de nación, habría que preguntarle al Sr. Morales si cualquier delincuente quiere fortalecer el proyecto de nación que él pretende, sería exonerado de sus delitos cuales fueran.

Sr. Morales, este país no necesita de politiqueros como usted, acá en esta patria se necesita un líder auténtico, un estadista que pueda tener la concepción clara de la problemática y soluciones idóneas para fortalecernos como Estado, estamos hartos de títeres de los poderes paralelos, estamos cansados que siga la misma clase política reciclándose para retorcer del cuello a cada unos de los guatemaltecos, asfixiándoles en sus más elementales derechos constitucionales, se nos ha muerto la fe en el futuro cuando vemos que el crimen organizado ha copado los poderes del Estado, y llegan las mismas estructuras criminales con apariencia distinta, pero saqueadores de este pueblo en esencia.

Es insoportable para la dignidad de algunos guatemaltecos que aún tenemos conciencia, ver que se siguen destapando focos de corrupción en las instituciones del Estado, sueldos alejados de nuestra realidad económica promovidos por la clase política para silenciar a su corte de secuaces de menor rango, es inconcebible para el sentido común leer las denuncias que hubo de los malos manejos del gobierno del grupo delincuencial denominado “Partido Patriota”, y denunciado por algunos ministros del gobierno transitorio de otro personaje de no muy digno recorrido político llamado Alejandro Maldonado, y no se acciona judicialmente, pero bueno es que se me olvidaba que entre bueyes nunca hay cornada.

Usted es la respuesta a los ciudadanos que creyeron en los plantones de la dignidad en la plaza de la constitución, usted lo es, claro que sí, pues muchos no vieron mas allá de lo que la clase política tenía preparado, hacer una cortina de humo con forzar a dimitir al genocida Otto Pérez y a su dama de compañía, el forzar a un proceso electoral que les garantizara seguir haciendo gárgaras de poder, y defecando sobre la pobreza de esta patria llamada Guatemala. Hoy esos guatemaltecos deberán salir nuevamente y depurar los poderes del Estado pero desterrando para siempre a personajes que han escrito con tinta de cinismo la historia contemporánea de esta tierra. Y la clase política no debe dormir bien y en paz, pues este pueblo es una síntesis del “Popol Vuh” y el “Vamos patria a caminar”, y…… ¡ya nos hartamos de sus desmanes!

LAS OPINIONES DE NUESTROS LECTORES NO SON RESPONSABILIDAD DE LA NOTICIA EN GUATEMALA

Ir a la barra de herramientas