Publicado en: Lun, Jun 25th, 2018

NI PERSIGUIENDO PERSONAS, NI REGALANDO LÁMINAS SE ARREGLA GUATEMALA

Con su economía local, Guatemala no puede generar el dinero necesario para importar lo que se precisa para subsistir. Por eso, dependemos de las remesas de nuestros compatriotas migrantes, que se rompen el lomo trabajando en el extranjero para mandarles dinero a sus familias.

Por otra parte, es vergonzoso que de toda la gente que está en edad de trabajar, solo una quinta parte puede tener un empleo formal y estable.

Estamos ante una economía incapaz de autobastecerse, por lo que nos preguntamos ¿qué han hecho los últimos gobiernos para resolver el problema?

También resulta contrastante que tengamos una economía tan ineficiente para resolver los problemas del país y, por el otro lado, tan eficiente para la creación de grandes capitales. Si en lugar del aumento desmedido de esos capitales, el dinero estuviera dedicado a la inversión, por lo menos se le estaría dando empleo a la mitad de los guatemaltecos.

Nuestra Opinión

Lo que el país necesita es que sus líderes se pongan de acuerdo en qué se va a hacer para producir más riqueza, generar empleo, dar bienestar, invertir en educación y salud… Este debería ser el tema de discusión.

En lugar de esto, los aspirantes a candidatos siguen pensando que con perseguir personas se resolverían los problemas de pobreza del pueblo; sin embargo, ni con esto, ni regalando láminas y bolsas se resuelve nada.
Para salir del fracaso en el que se encuentra, es urgente es que el país se ponga de acuerdo y se emprenda la necesaria Refundación del Estado.

Ir a la barra de herramientas