Publicado en: Jue, May 10th, 2018

NO ES JUSTO QUE SIGAMOS SIENDO VÍCTIMAS DE PLEITOS AJENOS 

Esto nos pasa porque en nuestra querida tierra la justicia tiene dueño, y es don Iván Velásquez el “Conde de la CICIG”, a quien no le importa poner a nuestro país en entredicho; él está acorralado entre dos fuegos, el gringo y el ruso, y para él lo importante es salvarse. A ver si de este enredo lo puede sacar su benefactor y cómplice, el señor Dionisio Gutiérrez.
La Corte de Constitucionalidad le ordenó a la jueza Erika Aifan, protegida por la CICIG, que enmiende un procedimiento ilegal del caso de la familia Bitkov y ella se niega a hacerlo y la manda a la droga.
Es claro que a la prepotente CICIG no le importa qué pasa con el país, todo es una gran farsa, el sistema de legalidad no existe, es una gran paja; el respeto a las instituciones democráticas tampoco existe; no nos sigan agarrando de estúpidos, respétennos.
Los guatemaltecos, queremos un sistema de justicia, queremos legalidad, queremos la persecución del crimen, queremos que pare la impunidad; ya no más corrupción. Pero para nuestra desesperación quienes se suponen que deben garantizar el Estado de Derecho, son los que lo instrumentalizan, lo violan y vulneran.
Lamentablemente, para protegerse nos están empujando a una confrontación absurda y generalizada para que las mafias sigan protegiendo sus intereses y sus privilegios.
Pareciera que se escondió la cordura y que hay una mano oscura haciéndonos regresar al conflicto que tantos muertos, viudas, huérfanos y subdesarrollo nos dejó.
Óiganlo bien, se están sembrando vientos y van a cosechar tempestades, las redes sociales se están calentando cada momento más y, en forma inexplicable, las mafias están consiguiendo involucrar emocionalmente a la ciudadanía en sus demagógicas posiciones.
Espero en Dios que todo siga saliendo a luz, para que conozcamos cada día más las tretas, falsedades y delitos de esas estructuras delincuenciales que tienen secuestrado al país.

Jorge Serrano Elías

Ir a la barra de herramientas