Publicado en: Lun, Jul 9th, 2018

Por qué a solo 9 meses del Brexit renunció el ministro británico que negociaba la salida de Reino Unido de Europa

A apenas nueve meses de que se produzca el Brexit, David Davis, el ministro encargado de negociar la salida de Reino Unido de la Unión Europa renunció a su cargo, en un movimiento que arroja muchas dudas sobre la estrategia del gobierno británico.

La renuncia de Davis se produjo cerca de la medianoche del domingo, tan solo dos días después de que el gabinete de la primera ministro Theresa May aprobara un plan para mantener estrechos lazos con el bloque una vez se produzca la salida, prevista para el 29 de marzo de 2019.

Conocido por su oposición a la membresía de Reino Unido en la UE, Davis fue nombrado ministro del Brexit en 2016, después del referéndum sobre la salida de la UE.

Este lunes, en una entrevista con el programa Today de la BBC, Davis dijo que no podía defender un plan en el que no creía.

Agregó que su decisión fue personal, pero que sentía que Reino Unido estaba “regalando demasiado y demasiado fácilmente” a la UE en las negociaciones.

La renuncia de Davis es un golpe para May, en un momento en el que busca el apoyo de los diputados euroescépticos a su propuesta de Brexit. Sin embargo, muchos de ellos, en línea con Davis, se apresuraron a criticarla, diciendo que “solo tiene de Brexit el nombre”.

En reemplazo de Davis se nombró a Dominic Raab, quien se desempeñaba como ministro de Vivienda y quien ha sido prominente defensor del Brexit.

La oposición al plan de May

La renuncia de Davis no fue del todo sorprendente y estuvo precedida por meses de rumores y diferencias con el gobierno de May.

El ya exministro que él había propuesto otro enfoque, pero “May eligió uno más conciliador”.

El plan de May, calificado como un “Brexit suave”, contempla una zona de libre comercio entre el Reino Unido y la UE e incluso establece que “los ciudadanos británicos y de la UE podrán continuar viajando a los territorios de uno y otro y para pedir estudiar o trabajar”.

Image captionTheresa May en una reunión con miembros de su gabinete el viernes.

Tras el acuerdo del gabinete el viernes para buscar una relación más estrecha con la UE, cuando él defendía una mayor separación, su posición era insostenible, consideró la editora de política de la BBC Laura Kuenssberg.

En su carta de renuncia, el ya exministro criticó el plan de la primera ministra diciendo que dejaría al Parlamento con “en el mejor de los casos, una débil posición de negociación”.

Davis le dijo a May que “la tendencia actual de las políticas y tácticas” hacían que “cada vez pareciera menos probable” que Reino Unido abandonara la unión aduanera y el mercado único.

Agregó que estaba “convencido” de que el enfoque de negociación del gobierno “solo generará nuevas demandas de concesiones” desde Bruselas.

En su respuesta, la primera ministra dijo que “lamentaba” su marcha y que le quería “agradecer todo lo que había hecho dando forma a nuestra salida”.

La división en el Partido Conservador

Se espera que la primera ministra presente su plan a los legisladores este lunes.

Image captionUn manifestante sostiene las banderas de Reino Unido y la UE frente al Parlamento británico.

El Partido Conservador de May solo tiene mayoría en el Parlamento con el apoyo de los 10 diputados del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, por lo que cualquier división plantea dudas sobre si su plan pueda sobrevivir a una votación en la Cámara de los Comunes.

Las reacciones no se hicieron esperar.

El conservador Peter Bone, defensor de un “Brexit duro”, calificó la renuncia de Davis como una “decisión de principios y valiente”, agregando que la propuesta de la primera ministra, que “solo tiene de Brexit el nombre”, no era aceptable.

El también euroescéptico Jacob Rees-Mogg dijo que sería “muy difícil” para May conseguir el respaldo de los legisladores sin Davis.

Estas críticas plantean nuevos interrogantes sobre si la primera ministra enfrentará un desafío a su liderazgo.

Ir a la barra de herramientas