Publicado en: Mar, Nov 10th, 2015

Presidente Grupo Continental hondureño dice no han sido lavadores de activos

10 de noviembre. El presidente del Grupo Continental hondureño, Jaime Rosenthal, acusado por EE.UU. de lavado de dinero ligado al narcotráfico, junto a un hijo y un sobrino suyos, lo mismo que a su corporación empresarial, reiteró hoy que nunca se han dedicado a esos actos ilícitos, ni violado la ley.

“Dios mediante lograremos aclarar que nosotros hemos sido inversionistas y promotores del desarrollo del país, nunca lavadores de activos y tampoco violadores de la ley, pero las operaciones que hacíamos de obtener recursos para invertirlos en Honduras eran y son legales”, indicó Rosenthal en una carta al diario local La Prensa. images (8)

El rotativo indicó que la carta es en relación a un informe de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) que indica que hasta junio de 2012 Inversiones Continental Panamá había captado unos 899 millones de lempiras (unos 40 millones de dólares) con la venta de acciones.

Según el informe, entre 2012 y 2014, la CNBS emitió 11 resoluciones, en dos de las cuales se ordenaba al grupo “cesar (inmediatamente) operaciones de captación irregular de fondos al público”, añade la explicación del medio hondureño.

En su carta Rosenthal se refiere a la fuente de recursos que Grupo Continental usaba para realizar inversiones en Honduras.

“Debo aclarar que lo que está prohibido es intermediar fondos, en otras palabras, recibir depósitos para prestárselos a otra persona, que es lo que hacen exclusivamente los bancos”, añade la misiva.

Señala además que los préstamos de los bancos locales son a muy corto plazo y a altos intereses, y que los fondos que obtenía Inversiones Continental para invertir en Honduras eran más baratos y a plazos muy largos, lo que permitía a su grupo hacer inversiones en actividades altamente productivas que otros no hacían.

También dice que será muy difícil que después de lo que les ha pasado a ellos, con la acusación de EE.UU., exista gente preparada a invertir fondos a largo plazo en actividades como las que sus empresas realizaban.

“Por esta razón, en Honduras la mayor parte de las inversiones son en bienes raíces, en el comercio y en el consumo. No hay confianza en el país para realizar inversiones a largo plazo en actividades realmente productivas, recordemos cuando Honduras era el productor más grande de bananos en el área”, subraya la carta.

Dice además que la función del Banco Continental, cuya liquidación forzosa inició la CNBS hace tres semanas, era intermediar recursos y de los “muy pocos bancos que financiaban la producción y la vivienda de la gente de clase media y pobre”.

Tras la denuncia de EE.UU. contra el Grupo Continental, Jaime Rosenthal (79 años), su hijo Yani (50) y su sobrino Yankel (47), este último detenido el 6 de octubre en Miami, varias de sus empresas fueron intervenidas por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

Empleados de diversas empresas del Grupo Continental exigen el pago de sus prestaciones laborales y de salarios atrasados tras el escándalo en el que está envuelta la otrora poderosa corporación de la familia Rosenthal en Honduras, fundada en 1929.

“Dios nos dará la oportunidad para pagar todo lo que debemos, pues no es función del Grupo Continental o de la Familia Rosenthal tomar lo ajeno y lo que la gente invertía en nosotros estaba totalmente garantizado”, indica en su carta Jaime Rosenthal, quien en octubre rechazó las acusaciones que le hace Estados Unidos.

Su hijo Yani, quien hace dos semanas se entregó a las autoridades de EE.UU., al parecer en Guatemala, está recluido en una prisión de Nueva York, a la que también fue enviado su primo Yankel. ACAN-EFE

Ir a la barra de herramientas