Publicado en: Mie, Oct 31st, 2018

Real Madrid: la desesperada búsqueda de un entrenador y por qué Santiago Solari solo estará “provisionalmente”

Lo inevitable pasó.

Julen Lopetegui fue despedido del Real Madrid tan solo cuatro meses después de haber asumido el cargo como sustituto de Zinedine Zidane.

Su comienzo de temporada no pudo ser peor.

Cuatro partidos perdidos y noveno en la Liga española, el entrenador español cayó en la final de la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid y fue derrotado por el modesto CSKA de Moscú en la Champions League. Y el domingo fue goleado 5-1 por su gran rival, el Barcelona.

El hombre que lo reemplazará en el banquillo, por lo menos de manera provisional, como lo resaltó el Real Madrid en su comunicado el lunes, es el argentino Santiago Solari, conocido por su pasado como futbolista en River Plate, Real Madrid y Atlético de Madrid, entre otros, pero de poco bagaje como entrenador.

Julen LopeteguiDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl último partido de Lopetegui fue la humillante derrota contra el Barcelona el pasado fin de semana.

Tal vez sea por eso que pese a que las casas de apuestas lo colocan como el favorito para asumir de manera permanente el cargo, la creencia popular es que terminará llegando un técnico con más experiencia y renombre en el mundo del fútbol.

La incógnita está en saber quién será dada la falta de candidatos disponibles en el mercado.

¿El nuevo Zidane?

Lopetegui estuvo sentenciado incluso antes de que produjera la humillante derrota que sufrió el Real Madrid por parte del Barcelona en el Clásico del domingo en el Camp Nou.

En España se esperaba la llegada del italiano Antonio Conte al estadio Santiago Bernabéu, pero hubo desavenencias en las negociaciones del contrato y el Madrid se vio forzado a buscar un plan B para suplir la inminente salida de la persona que consideran culpable de la “gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Real Madrid, que cuenta con 8 jugadores nominados al próximo Balón” y los resultados obtenidos.

Solari celebra con Michael Owen y David Beckham.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSolari jugó cinco años en el Real Madrid, logrando la Champions en 2002.

Esa persona es Solari, el “Indiecito”, quien ha estado a cargo esta temporada del Castilla, el segundo equipo del Real Madrid, en la tercera división del fútbol español.

En muchos aspectos, el ascenso de Solari presenta fuertes similitudes con el camino recorrido por su antiguo compañero en el Real Madrid, el francés Zidane, quien también fue nombrado como entrenador del segundo equipo del club en 2014.

Ambos estuvieron en el primer período de la presidencia de Florentino Pérez, con el argentino disputando 148 partidos en los cinco años que estuvo vistiendo la camiseta blanca entre 2000 y 2005.

Luego tomó rumbo al Inter de Milán antes de cerrar su carrera como futbolista de regreso en el fútbol sudamericano.

Tras pasar una etapa como analista y columnista en los medios de comunicación, Solari comenzó su camino como entrenador en 2013 dirigiendo al equipo juvenil del Real Madrid.

Santiago SolariDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl “Indiecito” comenzó entrenando el equipo juvenil del Madrid antes de pasar por el Castilla y dar el salto al primer equipo.

Luego fue promovido al Castilla en 2016, poco después de que Zidane dejara el cargo para asumir las responsabilidad con el primer equipo tras una crisis de resultados.

Pero hasta ahí llegan las semejanzas porque sería muy aventurado decir que Solari podría convertirse en el nuevo Zidane, en especial tras el impresionante éxito que tuvo la leyenda francesa con tres títulos consecutivos de la Liga de Campeones europea y el de Liga en 2017.

Provisional

La principal diferencia es que Zidane fue durante mucho tiempo objeto de deseo por parte del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, para el banquillo del Real Madrid.

Dado su caché como leyenda del fútbol, el francés recibió todo tipo de facilidades para acelerar su proceso de aprendizaje, siendo nombrado como asistente del italiano Carlo Ancelotti en la temporada 2013-2014 antes de dirigir en el Castilla.

Toda la aureola creada por su mítico gol en la final de la Champions de 2002, presente todavía en la retina de los aficionados, además de su intachable imagen como embajador del club hicieron que Zidane gozara de un respeto incuestionable de todos aquellos que lo rodeaban.

Equipo titular del Real Madrid en 2002.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSolari estuvo junto a Zidane en el equipo titular del Real Madrid que ganó la Liga de Campeones contra el Bayer Leverkusen en 2002.

Solari no cuenta con eso. Primero porque nunca fue una de las estrella del Real Madrid, siendo más bien conocido como un buen jugador que potenciaba la profundidad de la plantilla.

A diferencia de Zidane, nunca ha trabajado con el primer equipo, ni con ningún otro club de máxima categoría.

Y durante su etapa con el Castilla tampoco ha conseguido resultados brillantes: finalizó octavo y 11º en sus dos temporadas en la tercera categoría del fútbol español.

Más allá de que cuenta con la confianza de Pérez, el argentino no termina de convencer y además de haber jugado para el Atlético de Madrid también ha expresado en repetidas ocasiones su admiración por Lionel Messi, a quien siempre ha considerado mejor que a Cristiano Ronaldo.

Su opinión hasta ahora no tenía mucho peso en el eterno debate entre el argentino y el portugués, pero como máximo responsable del Real Madrid la situación cambia.

¿Hasta cuándo durará?

La fecha clave puede ser el próximo parón que se producirá en las ligas europeas dados los compromisos que habrá entre selecciones nacionales a mediados de noviembre.

Eso permite a Pérez y a la directiva del Real Madrid pensar en un sustituto antes del cargado calendario de partidos que incluye el final de la fase de grupos de la Liga de Campeones, cuatro partidos de la Liga y la participación en el Mundial de clubes antes de Navidad.

Antonio ConteDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl italiano Antonio Conte se perfilaba como el principal candidato a sustituir a Lopetegui, pero no ha logrado llegar a un acuerdo con el Real Madrid.

Otro factor importante es que por una normativa de la Federación Española de Fútbol (Artículo 60, en caso que se preguntaran) un entrenador solo puede tener carácter de interino por dos semanas. Después, el club está obligado a nombrar un entrenador permanente.

Antes de cumplir ese plazo, Solari tendrá que guiar al Madrid en cuatro partidos: el primer duelo contra el Melilla por la Copa del Rey, frente al Valladolid y el Celta de Vigo por la liga y el duelo de la Champions ante el Viktoria Plzen.

Esos encuentros no parecen tener muchos problemas para el Madrid, pero fueron rivales parecidos los que le han complicado la vida al Madrid esta temporada.

Sergio Ramos y Marco AsensioDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl Madrid ha perdido seis partidos esta temporada y se encuentra noveno en la clasificación de la Liga en España.

Antes del Clásico contra el Barcelona, el conjunto blanco había perdido tres partidos seguidos contra el Levante, el Alavés y el CSKA de Moscú.

Es por eso que nada se puede dar por sentado y la prioridad de Solari en este momento será enderezar el barco y recuperar la confianza de la plantilla antes de que llegue el nuevo entrenador.

Y las chances de que esa persona sea Solari son muy pocas.

¿Quién será?

El nombre que más sonó tras la debacle contra el Barcelona fue el Conte, a quien muchos medios dieron por seguro.

Sin embargo, el técnico italiano exigió algunas condiciones para firmar el contrato. Según informó el periódico español Marca, entre sus demandas se encontraban un acuerdo a largo plazo y los fichajes de un delantero y un defensa central, este último se presume para jugar con una línea de tres en el fondo, como le gusta al italiano.

Es evidente que por ahora no ha habido acuerdo y si bien Conte sigue siendo uno de los candidatos no parece ser el preferido ni de Pérez ni de los jugadores.

Una de las preocupaciones que existe es que Conte sea un técnico que quiera imponer su estilo por encima de todas las cosas.

Roberto Martínez y Mauricio Pochettino.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionRoberto Martínez y Mauricio Pochettino son dos de los nombres que se mencionan para ser el próximo entrenador del Real Madrid.

Esa posición históricamente nunca ha dado resultados en una plantilla que espera tener una voz a la altura del entrenador en lugar de tener que seguir una estricta disciplina impuesta por el régimen de un técnico autoritario como Conte.

De no ser el técnico italiano, el menú de opciones se amplía, aunque ninguno surge con claridad.

El argentino Jorge Valdano, antiguo jugador, entrenador y director deportivo del club, mencionó al actual seleccionador de Bélgica, Roberto Martínez, como el hombre ideal al decir en la radio española Onda Cero que “Conte tiene prestigio porque ha ganado en varios países, pero Roberto se adaptaría a este equipo“.

Martínez sería más que una solución razonable, pero su compromiso con Bélgica hace que sea una opción difícil de conseguir, así como la del argentino Mauricio Pochettino, actualmente en el Tottenham.

Tal vez sea por eso que no sería extraño ver en los próximos días una opción mucho más drástica: que Pérez espere una posible salida de José Mourinho del Manchester United y convencer al técnico portugués de que vuelva para una segunda etapa en la capital española.

Una alternativa que tampoco parece tan viable.

Ir a la barra de herramientas