Publicado en: Mar, Jul 3rd, 2018

Rusia 2018: por qué la de Bélgica es la selección con más posibilidades de ganar el Mundial (según la historia)

En el que ha sido tal vez el partido más emocionante del Mundial Rusia 2018, Bélgica logró este lunes una remontada histórica y venció 3-2 a Japón para asegurarse un cupo en los cuartos de final.

Tras un inicio accidentado, la llamada “generación dorada” del fútbol belga logró poner lo mejor de su fútbol y clasificarse con el objetivo de superar su mejor presentación hasta ahora en una Copa del Mundo: la semifinal en México 1986.

Y tiene elementos para lograrlo, como sus estrellas Eden Hazard, Romelu Lukaku y Kevin De Bruyne.

Pero tal vez también la historia esté de su lado.

La BBC realizó un análisis detallado por estadísticas, tendencias y patrones de las Copas del Mundo pasadas y basado en esto logró eliminar a 31 de los países -muchos de los cuales ya están afuera- y concluyó que el equipo que dirige Roberto Martínez es el favorito para levantar el trofeo por primera vez.

Aquí una explicación de cómo llegamos a esa conclusión.

1. Haber sido cabeza de grupo

Desde que el Mundial se expandió a 32 equipos en 1998, todas las selecciones que han sido campeonas mundiales habían sido sembradas como cabezas de grupo antes del sorteo.

De esa manera, se descartan 24 selecciones.

Mundial
Image captionLos ocho equipos que fueron cabeza de serie en el Mundial.

Solo quedan ochos equipos: Rusia, Portugal, Francia, Argentina, Brasil, Alemania, Polonia y, como ya sabemos, Bélgica.

Y teniendo en cuenta solo este detalle, de estos ocho ya cuatro le dijeron adiós al Mundial:Argentina, Portugal, Polonia y la actual campeona del mundo, Alemania

2. No ser los anfitriones

Rusia se metió en este grupo de ocho por su condición de local, debido a que su posición 66 en el ranking de la FIFA no le hubiera permitido ser sembrado como cabeza de grupo para el sorteo.

Sin embargo, en este análisis, ser el equipo anfitrión no juega a su favor, basándonos en lo que ocurrió en el pasado.

Rusia
Image captionDesde Francia 98 ningún equipo anfitrión se ha quedado con el Mundial.

En las primeras 11 ediciones de la Copa del Mundo, desde 1930 hasta 1978, cinco de los países que alojaron el torneo se quedaron con el premio mayor.

Sin embargo, desde entonces solo una selección, Francia en 1998, ha podido celebrar en su propia casa.

Mientras que para Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Sudáfrica era poco probable que los locales fueran a ganar el Mundial, sí es cierto que a Italia en 1990, Alemania en 2006 y Brasil hace cuatro años no les sirvió de mucho ser anfitriones.

Por esta razón, sacamos a Rusia del grupo. Quedan siete.

3. Mantener el arco en cero

En la era de los 32 equipos para cada Mundial, ninguno de los cinco campeones ha concedido más de cuatro goles durante los siete juegos.

Mundial
Image captionPolonia ya se despidió del Mundial.

Y si miramos las estadísticas de los siete equipos, Polonia tenía de lejos la peor defensa durante su proceso clasificatorio a Rusia 2018: 1,4 goles por partido.

Pero estos datos son como llover sobre mojado: Polonia no alcanzó la segunda ronda del Mundial. Así que en este análisis ya solo quedan seis equipos.

4. Ser de Europa

Los campeones del mundo solo han sido selecciones europeas y sudamericanas. Hasta hace poco, a los europeos les costaba ganar Mundiales fuera de su continente, pero eso cambió cuando España ganó en Sudáfrica 2010 y Alemania en Brasil 2014.

Eso sí, cuando la Copa del Mundo se juega en Europa, las cosas son muy difíciles para los visitantes: solo Brasil logró un título orbital en suelo europeo. Pero eso fue en Suecia 1958.

Brasil
Image captionDesde que Brasil ganó el Mundial de Suecia 1958, ningún equipo sudamericano ha ganado el torneo cuando se disputa en Europa.

Así que, por esta razón, Argentina sale de nuestro análisis -aunque también ya salió del Mundial al ser eliminada por Francia en octavos- y sale también Brasil, a pesar de que todavía continúa en carrera.

5. Tener el mejor portero

Es posible pensar que tener el mejor delantero garantiza ganar la Copa del Mundo, pero solamente dos veces, desde España 1982, el goleador del Mundial fue del equipo que quedó campeón: Ronaldo para Brasil en 2002 y David Villa para España en 2010.

Ahora, los campeones del mundo están más definidos por sus guardametas. Los últimos cinco mejores porteros del campeonato -que se llevan el trofeo del “Guante Dorado”– han sido del equipo campeón.

Entonces, para los equipos que nos quedan en este análisis, no es difícil pensar que Hugo Lloris, de Francia, y Thibaut Courtois, de Bélgica, puedan coronarse como los mejores del torneo.

Mundial
Image captionLos porteros son fundamentales para ganar un Mundial.

Eso también aplica para Manuel Neuer, de Alemania. Pero era más difícil poner en ese nivel de candidato a Rui Patricio, de Portugal -que al final tuvo varias atajadas magistrales-.

Por eso, de las cuatro selecciones restantes, sacamos a Portugal de los equipos con opciones. Una decisión confirmada porque el equipo lusitano ya le dijo adiós a Rusia 2018 en octavos de final.

6. La experiencia cuenta

Las escuadras que han quedado campeonas del mundo son por lo general muy experimentadas, una tendencia que comenzó a expandirse a partir del Mundial de Francia 1998.

En esa ocasión, los franceses que terminaron quedándose con el título tenían un equipo en que cada jugador tenía al menos 22 convocatorias a la selección, en promedio.

Francia.
Image captionLa falta de experiencia le puede jugar en contra a Francia.

Ese número fue aumentando en cada Mundial: los jugadores de Brasil tenían un promedio de 28,04 convocatorias en 2002, Italia tenía 32,9 en 2006 y España 38,3 en 2010.

Aplicamos en mismo concepto a las tres selecciones que nos quedan en este análisis. Francia tiene un promedio de 24,56, mientras Alemania tiene 43,26 y Bélgica 45,1.

Así que sacamos a Francia de este listado.

7. No ser los campeones defensores

Ya quedó demostrado: el título mundial es difícil de defender. Desde que Brasil logró retener el título de campeones en Chile 1962, ninguna otra selección lo ha logrado.

Alemania, la actual campeona, hizo un torneo para el olvido y por primera vez en la historia no superó la fase de grupos.

Y repitió un patrón que viene dándose en los últimos torneos: los campeones defensores no logran superar la primera ronda.

Pasó con Francia en 2002, con Italia en 2010 y con España en 2014.

A pesar del enorme pedigrí que tiene el equipo alemán, la historia estaba en su contra para este Mundial.

Entonces, ahí tienen: Bélgica será el campeón del mundo de acuerdo a la historia. A menos que alguna otra selección lo haga, lo que es también muy posible.

Campeón
Image caption¿Será que Bélgica el nuevo campeón?
Ir a la barra de herramientas