Publicado en: Lun, Oct 30th, 2017

SEÑORES DE LA CC, NO SE PUEDE ESTAR EN LA PROCESIÓN Y TOCANDO LA CAMPANA

En los últimos 30 años solo a cinco personas se les ha aplicado la pena de muerte en Guatemala, una suma casi irrelevante. Pero por otro lado, la gente está haciendo justicia por su propia mano: en los mismos 30 años ha habido entre 1,170 y 5,400 casos de linchamiento y entre 9,000 y 40,000 ejecuciones extrajudiciales (dependiendo de quién presenta el reporte).

La CC, por su parte, emitió una resolución la cual debilita el Código Penal, que modifica la pena de muerte. Expertos han llamado innecesaria a esta resolución, debido a que en el país casi no se recurre a la pena capital (sin embargo, esta inhibe, aunque sea en una forma mínima, la comisión de delitos). Pocas personas han sido ejecutadas por la ley en 30 años, mientras 50,000 o 60,000 ha sido ejecutadas al margen de la ley.

Nuestra opinión

Ya que la pena de muerte prácticamente no se está llevando a cabo, cabe preguntar ¿para qué esa acción de la CC?, ¿con quienes quieren quedar bien?, ¿quizá con las ONGs financiadas por movimientos que están en contra de la pena de muerte? ¿Buscan algún tipo de prestigio internacional? Esta demagogia no conduce a nada, “no se puede estar en la procesión y tocando la campana”.

Por otro lado, le corresponde al Congreso, según la Constitución, abolir la pena de muerte. La CC no está autorizada a vetar, reformar o modificar la ley. Este tipo de acciones es lo que ha vulnerado desde hace años la aplicación de la justicia, y lo que tiene al país en el estado catastrófico en el que se encuentra. La CC debe preocuparse por corregir la impunidad que tanto daño nos hace, y sugerir medidas contra la falta de justicia en el país.

Ir a la barra de herramientas