Publicado en: Mar, Jul 3rd, 2018

Tailandia: encuentran con vida al equipo adolescente de fútbol desaparecido por 9 días en una cueva

“¿Cuántos son ustedes?”, preguntó un rescatista.

-“13”, respondieron.

-“¿13? Excelente”.

Así fue el primer diálogo de una pareja de rescatistas británicos con los 12 adolescentes y su entrenador de fútbol que estaban desaparecidos en una cueva en Tailandia desde el pasado 23 de junio.

En un video publicado en Facebook por las fuerzas de operaciones especiales de la Armada tailandesa, se puede escuchar el diálogo en inglés.

El grupo parece preguntar cuándo serán sacados de allí y uno de los rescatistas responde: “No, hoy no. Solamente somos dos. Tenemos que bucear. Regresaremos. ¿De acuerdo? Mucha gente vendrá. Nosotros somos los primeros”.

“Comida, comida, comida, diles que tenemos hambre”, se escucha la voz de uno de los chicos.

En algún momento de la conversación, los miembros del grupo preguntan qué día es. Entonces, los buzos se detienen y uno de ellos responde: “Lunes, lunes. Han estado aquí… 10 días. Ustedes son muy fuertes”.

Equipos de rescatistas en la cueva de Tailandia.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEl gobierno tailandés se volcó en las operaciones de rescate.

Los jóvenes, de entre 11 y 16 años, habían ido con su entrenador a la cueva Tham Luang NangNon, la cuarta más grande del país, el pasado 23 de junio tras un entrenamiento.

Se cree que quedaron atrapados a causa de las lluvias torrenciales, que provocaron la caída de un torrente de agua dentro de la cueva.

Ahora el desafío de las autoridades es sacarlos de ahí.

Evacuación

“Hasta ahora solo los encontramos. La próxima misión es sacarlos de la cueva y enviarlos a casa“, declaró el gobernador provincial de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn.

Mapa de la cueva

El equipo se puso a salvo en una cavidad en donde podían respirar y resguardarse del agua acumulada por las intensas lluvias de los últimos días.

Médicos y enfermeras bucearon hasta el lugar en el que se encontraban los niños y su entrenador para revisar su condición física.

“Si los médicos dicen que su condición física es lo suficientemente fuerte como para ser evacuados, los sacarán de la cueva”, dijo Osottanakorn.

“Los cuidaremos hasta que puedan regresar a la escuela”.

Un equipo internacional de rescate

La situación de los jóvenes había captado la atención a nivel internacional y más de mil personas participaron en los esfuerzos para rescatarles, algunos procedentes de China, Myanmar, Laos, Australia y Estados Unidos, explica Nopporn Wong-Anan del servicio tailandés de la BBC.

Parte del equipo
Image captionLos niños y adolescentes del club, que aparecen en esta foto de archivo, solían realizar excursiones en equipo.

La cueva donde se encuentran se ubica en la provincia norteña de Chiang Rai y es una atracción turística que se extiende por más de km bajo tierra cerca de la frontera con Myanmar.

Según una guía turística citada por la revista Time, solo es accesible entre noviembre y junio, es decir, cuando no es temporada de lluvias.

Excursionistas habituales

Se sabe que el asistente del entrenador, Ekkapol Janthawong, de 25 años, llevaba a los jóvenes ocasionalmente a excursiones.

De hecho, habían visitado esa misma cueva hace dos años.

Familiares de los niños atrapados en una cueva en Tailandia celebran a la entrada de la misma.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos familiares de los niños celebraron las buenas noticias.

El miembro más joven del club, Chanin “Titán” Wibrunrungrueang, tiene 11 años y comenzó a jugar al fútbol a los 7 años.

Duangpet “Dom” Promtep, de 13, es el capitán del equipo y se dice que es el motivador del grupo.

El entrenador en jefe, Nopparat Kantawong, no se había unido a esta excursión, pero confiaba en que todos saldrían juntos de esta situación.

“Creo que no se abandonarán el uno al otro… Se cuidarán el uno al otro”, declaró a la prensa hace unos días.

Un logro inspirador

Por Jonathan Head, BBC News, Tham Luang

En la entrada de la cueva, hay escenas de júbilo, solo interrumpidas por el ruido de los generadores de las bombas de agua y los tanques de aire para la docena de buzos cuya persistencia, en las condiciones más duras, mereció la pena.

Ahora las autoridades deben encontrar la manera de sacarles. La prioridad es hacerles llegar asistencia médica y comida, para que recuperen fuerzas.

Todo el país ha estado pendiente de cada paso de esta operación, aguantando la respiración ante la posibilidad cada vez más lejana de un final feliz.

Aún no están fuera pero esto es un avance inspirador después de que el gobierno tailandés dedicara todos sus esfuerzos en tratar de salvar la vida de estos niños.

Ir a la barra de herramientas